El asesino de Charleston actuó a sangre fría

¡Estáis violando a nuestras mujeres, estáis tomando al asalto nuestro país, tenéis que iros! «Estoy aquí para matar negros«. Tras pronunciar estas frases, Dylann Roof dio comienzo al tiroteo en la Iglesia de Charleston, en Carolina del Sur que provocó la muerte de nueve personas.

Una matanza, que según testigos de la tragedia se produjo a sangre fría. ‘Te voy a salvar, para que cuentes lo que pasó‘», le gritó Roof a un superviviente, según declaró el presidente de una asociación de derechos humanos.

Dylann Roof se encuentra bajo custodia policial. Cuando fue detenido, portaba una pistola que le había regalado su padre por su cumpleaños, según ha contado un familiar.

Carson Cowles ha contado a los medios de comunicación que fue el padre quién le regaló la pistola al chico, una pistola de 45 milímetros de calibre por su cumpleaños y que entonces el joven parecía estar sin rumbo “nadie de mi familia se esperaba algo así”.

Obama: «la comunidad afroamericana ha tenido que soportar tragedias como esta muchas veces»

La dimesión de la tragedia de Charleston ha llegado incluso a la Casa Blanca. Barack Obama, el presidente del país, lamentó anoche la pérdida de las nueve vidas en la iglesia de Charleston. Obama y subrayó: «Una vez más, personas inocentes fueron asesinadas en parte, porque alguien que quería infligir daño no tuvo problemas para conseguir un arma».»Esto no sucede en otros lugares con este tipo de frecuencia, y está en nuestras manos hacer algo al respecto».

La dimensión de la tragedia también esta movilizando las redes sociales. En apenas unas horas se han creado diferentes comunidades donde se reclama un mayor control de la venta de armas e incluso donde se pide la pena de muerte para Dylann Roof.