Aguirre pide a Rajoy que le dejen celebrar el congreso de su adiós

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado que la dirección del partido puede hacer «excepciones» y permitir la convocatoria del Congreso extraordinario regional antes que el nacional, previsto para las después de las elecciones, y anticipar de este modo su salida de la dirección del PP de Madrid.

A su salida del Comité Ejecutivo Regional, Aguirre ‘tirado de estatutos’ para recordar que «la convocatoria de congresos regionales la tiene que aceptar la dirección nacional». «Por eso he dicho que se lo he pedido a la dirección nacional», ha contestado a los periodistas, después de que en la reunión afirmara que su deseo pasa por convocarlo «lo antes posible».

Preguntada sobre la posibilidad de que la dirección podría no autorizarlo hasta no convocar primero el nacional, lo que supondría que el cónclave extraordinario se podría demorar hasta febrero, Aguirre ha lanzado que siempre caben «excepciones». «Pueden hacer lo que decida la dirección nacional. Es lo que dicen nuestros estatutos y es lo que hay que cumplir», ha remachado.

Aguirre no comenta si Rajoy ha reaccionado a su petición

No ha querido valorar el gesto que ha adoptado el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando le ha comunicado la decisión de convocar un congreso extraordinario del PP de Madrid, al que ella no se presentará. «Como es lógico, el señor Rajoy, como yo y como todos los militantes y dirigentes del PP, está muy preocupado por el momento que está viviendo España» y que se ha plasmado este fin de semana con las investiduras en los ayuntamientos.

«España vive un momento muy delicado y muy difícil. Por eso he propuesto esto. Es verdad que el PP en Madrid ha tenido una derrota muy importante pero no quiero decir que con esto que haya sido la única región que hemos sufrido el castigo de los electores. Estábamos muy arriba y hemos sufrido ese castigo», ha apostillado.

Ahora ha llegado el momento de «volver a ilusionar a todos los ciudadanos que creen que España es una gran nación, que hay que defender la libertad, la justicia que encarcela a delincuentes y corruptos». También ha confirmado que se quedará en el Ayuntamiento los cuatro años. «Sí, sí, lo confirmo», ha contestado.