El PIB crecerá más de un 0,9% en el segundo trimestre, según de Guindos

 

El ministro de Economía, Luis de Guindos, pronostica que la economía española crecerá entre abril y junio por encima del 0,9%. “El crecimiento analizado de la economía supera el 3,5%, el PIB aumentó un 0,9% en el primer trimestre y en el segundo trimestre, con bastante probabilidad, será superior en términos trimestrales. ¡Quién nos lo hubiera dicho durante los años en los que sólo se hablaba de la intervención de España, de cuándo venían los hombres de negro y en que éramos el principal problema de Europa!”, ha destacado el ministro.

De Guindos: “Es el giro más intenso de cualquier país de la OCDE en los últimos años”

   Y en este diagnóstico ha insistido, remitiéndose a declaraciones optimistas acerca del futuro de España emitidas por instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la OCDE o la Comisión Europea (CE); y recordando que según el Programa de Estabilidad el crecimiento económico “estará ahí, entre el 2,5% y el 3%,” durante los próximos años, con un crecimiento nominal en torno al 4% o 4,5%.

Seguidamente de Guindos ha desgranado los indicadores económicos como la creación de 600.000 puestos de trabajo, donde el 60% sean indefinidos, la “aceleración” de las afiliaciones a la Seguridad Social, el superávit de la cuenta corriente de la balanza de pagos durante al menos cinco ejercicios más o el crecimiento del PMI en el segundo trimestre de forma “más fuerte” que en el primero.

De hecho, De Guindos ha llegado a decir que la economía española estaba “desahuciada” en 2012, cuando se perdieron más de 250.000 millones de euros en depósitos bancarios en apenas ocho meses y el sistema financiero era una “hemorragia” que proyectaba “todas las incertidumbres” sobre el país y lo “arrastraba al rescate”.

Moscoso del Prado: “Esta recuperación tiene muchos riesgos y no es sostenible”

Sin embargo, Moscoso del Prado ha rechazado la “euforia” del Gobierno respecto de la recuperación cuando sigue practicando una política económica y social “absolutamente injusta” que “basa el crecimiento en el empleo precario y los bajos salarios” y pone en “riesgo” el Estado del Bienestar y la cohesión social con sus recortes de servicios básicos.

“incrementa la desigualdad y la pobreza y genera dudas sobre la sostenibilidad a medio y largo plazo” de la recuperación, porque “no se está contribuyendo a mejorar la productividad ni a ampliar la estructura productiva” española sino que se basa en “la vieja ruta que en ciclos anteriores acabó conduciendo a una crisis”.

El ministro ha aclarado que “en los próximos meses verán como esta recuperación es sostenible y está en una plataforma completamente distinta, y eso nos tenía que hacer sentir orgullosos. Estuvimos al límite, pero tengan la valentía de reconocer que en este momento España está en una posición completamente distinta”, ha zanjado.