Los resultados de las autonómicas aumentan el riesgo de consolidación fiscal, según Fitch

La agencia de calificación Fitch Ratings advierte que el resultado de las elecciones autonómicas y locales celebradas el 24 de mayo incrementa los riesgos en los procesos de consolidación fiscal de las comunidades autónomas.

La incertidumbre política complica el cumplimiento del déficit

La incertidumbre política torna más complicada la situación en términos de objetivos de déficit. Fitch remarca que los comicios han creado un escenario político más fragmentado que favorece los gobiernos en coalición o de varios partidos. “Esto llevará tiempo y el desenlace final no está claro, lo que incrementa la incertidumbre política”, añade.

A su parecer, los gobiernos en coalición podrían llevar a una modificación de los actuales planes de consolidación en un momento en el que el compromiso político para limitar el gasto en las autonomías parece estar disminuyendo. En este contexto considera que será más complicado diseñar políticas fiscales e implementarlas para un gobierno de coalición.

En materia de consolidación fiscal las comunidades han cumplido con las expectativas

Fitch recuerda que las comunidades cerraron en 2014 con un déficit del 1,66% superior al objetivo del 1%, con lo que acumulan ocho años consecutivos de incumplimientos. A pesar de este débil rendimiento, considera que los esfuerzos de las comunidades en materia de consolidación fiscal han cumplido en general con las expectativas del Gobierno central, que sigue dispuesta ha prestarles ayuda financiera.

La agencia indica además, que estás conversaciones podían complicarse debido a la fragmentación política y recuerda que la voluntad del Gobierno central de prestar ayuda a las comunidades autónomas sigue siendo un elemento importante para su análisis de los ratings de las regiones.