La verdadera realidad de los datos del paro

Vamos encadenando resultados a priori positivos con los datos del paro en la mano. El mes de mayo ha vuelto a experimentar una bajada histórica desde que se tienen registros. Hay 117.985 personas menos en unas listas que llevan demasiado tiempo siendo lo suficientemente gruesas como para dejar de lanzar campanas al vuelo cada vez que su grosor pierde algunos centímetros, centímetros  que se traducen en un centenar de miles de personas.

La realidad es que este descenso del paro no lo es tanto. Si miramos bien los datos, nos encontramos con que en términos desestacionalizados (esto significa que no se trata de contrataciones hechas a propósito de un periodo concreto como puede ser una campaña navideña o veraniega, de manera coyuntural) la bajada del paro es de poco más de 36.000 personas, y no de casi 118.000.

Otro tipo de aspectos a analizar es qué tipo de contrataciones se están llevando a cabo, para bajar los datos del paro. El dato de afiliación a la seguridad social (213.015 afiliados más)  no tiene valor por sí mismo. La afiliación puede subir mucho sí, pero ¿De qué sirve si se trata de contratos temporales por días, por ejemplo? En mayo se registraron 1,42 millones de contratos de carácter temporal, de los que el 25,3% eran eventuales por circunstancias de la producción y el 27,9% de obra o servicio. Además, los contratos temporales con jornada a tiempo parcial ascendieron a 503.817 (el 32,02%).

De todos los contratos del mes de mayo,124.605 fueron indefinidos y 70.882 fueron a jornada completa.

El sector servicios experimenta los mejores datos

Según los datos, el empleo mejoró en todos los sectores,  principalmente el sector servicios, por la proximidad del verano, luego no estamos hablando de una mejora en los sectores laborales que requieren personal con una cualificación especial. No suben las contrataciones en los laboratorios, las universidades o las empresas de ingeniería.

En el capítulo de las declaraciones, los primeros han sido los Secretarios de Estado de Empleo y seguridad Social, Engracia Hidalgo y Tomás Burgos, quienes, como era de esperar, han lanzado un mensaje optimista y de recuperación, en la línea de lo establecido por el Gobierno y de lo que también ha afirmado Mariano Rajoy.

El descenso del paro confirma la recuperación económica, según las autoridades

Las instituciones, sin entrar a explicar lo que verdaderamente significan los datos, inisisten en que estamos ante datos estructurales (una afirmación que podremos confirmar o desmentir en septiembre) y hablan de que las decisiones que se están tomando son las correctas y de que se trabaja en la buena dirección. Para no pecar de optimistas, sostienen, y así lo expresa Rajoy, que para hablar de recuperación total habría que llegar a los 20 millones de ocupación. Ahora nos situamos alrededor de los 17. “Podemos hacerlo y debemos hacerlo” ha dicho el presidente del Gobierno en el marco de la jornada organizada por el Ministerio de Empleo ‘Trabajo Autónomo y Economía Social. Motores de Empleo’. Este nivel de ocupación llegará en 2019, según el presidente, si continúan aplicándose sus políticas, lo cual pasa, por su puesto, por su reelección en las próximas elecciones generales.