La difteria, siete cosas que debes saber sobre esta bacteria

Qué es la difteria

La difteria es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria (Corynebacterium diphteriae) que habita en la boca, nariz y garganta de las personas infectadas y que se contagia por vía respiratoria, mediante la tos, estornudos o besos.

Es altamente infecciosa , el periodo de incubación es de 2 a 5 días y el periodo en el que una persona sin recibir tratamiento puede contagiar a otras personas es de dos a cuatro semanas. El reservorio de la enfermedad son los seres humanos.

 

Síntomas de la difteria

Dolor de garganta, dificultad para tragar, dificultad para respirar, fiebre, escalofrios y malestar general y, si no se trata rápidamente, la bacteria fabrica una potente toxina que se extiende por el organismo causando problemas cardíacos por inflamación del músculo cardíaco(miocarditis), parálisis temporal por afectación del sistema nervioso, daños renales y otros serios efectos.

También puede desarrollarse una membrana de espesor gris que recubre la nariz y la garganta del afectado, impidiendo la respiración y provocando la asfixia.

Uno de cada 10 enfermos de difteria fallece por una de estas complicaciones.

 

La vacuna

Es eficaz en un 97%. La protección es total durante tres años y parcial durante 10. Por ello se recomienda ponerse un recuerdo cada 10.

La vacunación contra la difteria consta de 3 dosis iniciales a los dos, cuatro y seis meses de vida, un refuerzo a los 18 meses y recuerdos periódicos posteriores a los 4-6 años y 14 años. La vacuna contra la difteria se administra como vacuna combinada, junto a la antitetánica, y la anti-tos ferina, o estas dos vacunas y otras: hepatitis B, poliomielitis, haemophilus en la infancia.

Está contemplada en el calendario sistemático de vacunación infantil de España a partir de los dos meses. Se recomienda la vacunación de individuos incompletamente o no vacunados o  si existe un brote de difteria o de aquellos que hayan entrado en contacto con un caso de difteria (junto a un antibiótico y antitoxina diftérica si el contacto es estrecho).

Inicidencia Difteria España

La difteria en España

En España no se declaran casos desde 1986, aunque saltaron las alertas en toda Europa tras el brote epidémico de difteria localizado en Moscú en 1990. La vacunación frente a la difteria se introdujo en 1944.

La primera epidemia en España se produjo durante la Guerra Civil. En el año 1965 se introduce la vacuna frente a difteria-tétanos y tosferina (DTP), alcanzándose coberturas próximas al 70%.

 

Población en España susceptible a la difteria

La difteria ha permanecido en el calendario de vacunación infantil donde las tasas de vacunación superiores al 95% daban a la mayoría de la población infantil como protegida, siempre y cuando se cumpliera con el requisito de tener la cartilla de vacunación al día, algo que no ha ocurrido con el menor de Olot contagiado.

difteria incidencia

Un estudio del Centro Nacional de Epedemiología del año 2.000, publicado catorce años después del último caso en España, aseguraba que la población infantil estaba protegida “frente a la antitoxina diftérica por encima del 95%. A partir de los 10 a 14 años se inicia un descenso en la protección, 67% entre 15-19 años y 32% entre los 30-39 años.

Población España suceptible a la difteria

Población España suceptible a la difteria

En España, hasta 1996, durante el servicio militar no se administraba toxoide diftérico. No se observan diferencias por sexos, generalmente asociadas a la vacunación con Td durante el servicio militar”.

 

La difteria en el mundo

Temida en la primera mitad del siglo XX, era la décima causa de muerte en el mundo, el descubrimiento de la vacuna y su introducción hizo que esta enfermedad quedara relegada a los países subdesarrollados. La difteria es un problema de Salud Pública en Asia, (en particular la India, Nepal y Bangladesh),  el Pacífico occidental (Indonesia, Filipinas, Vietnam, Laos y Papua Nueva Guinea), el África subsahariana (Nigeria), América del Sur (Brasil), y el Medio Oriente (Irak y Afganistán).

Según los CDC norteamericanos, la difteria es endémica estos países:

África: Algeria, Angola, Egipto, Eritrea, Etiopia, Guinea, Níger, Nigeria, Sudán, Zambia, y otros países subsaharianos.

América: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Haití, Paraguay y República Dominicana

Asia/Pacífico Sur: Bangladesh, Bhutan, Myanmar (Birmania), Camboya, China, Filipinas, India, Indonesia, Laos, Malasia, Mongolia, Nepal, Pakistán, Papua-Nueva Guinea, Tailandia y Vietnam

Oriente Medio: Afganistán, Irán, Irak, Arabia Saudí, Siria, Turquía y Yemen

Europa: Albania, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Estonia, Georgia, Kazakhstan, Kyrgyzstán, Latvia, Lituania, Moldova, Rusia, Tajikistán, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán.

 

Quién descubrió la vacuna contra la difteria

Emil von Behring descubrió las vacunas contra el tétanos y la difteria –por lo que se le llamó “salvador de los soldados y de los niños” – e inició el desarrollo de la Inmunología a principios del siglo XX, aunque la vacuna no estuvo refinada hasta la década de los años veinte.