Tras el 24M siguen los recortes en Sanidad en Madrid

 

Pasaron las elecciones del 24 M, ayuntamientos y comunidades autónomas están en su fase de constitución, pero los recortes en Sanidad continúan y los cierres de camas de hospitales se adelantan incluso al periodo estival.

En Madrid, hospitales como el Severo Ochoa (Leganés), con una lista de espera quirúrgica que supera las 1.700 pacientes y demoras de hasta 18 meses para pasar por el quirófano han comenzado a cerrarse camas este pasado fin de semana.

La denuncia parte de la candidatura de Unidad Popular Leganemos. A través de un comunicado manifiestan que los gestores sanitarios del hospital se excusan “en un descenso del número de ingresos pendientes en la urgencia general”.

El cierre de camas durante el fin de semana, según el comunicado supone que “más de 42 pacientes se han quedado sin cama, a pesar de tener cursado el ingreso” y reclaman de la Consejería que en lugar de aplicar recortes, “se abran servicios para mejorar la asistencia sanitaria y se aumente el número de quirófanos para reducir el número de pacientes pendientes en lista de espera, sin tener que recurrir a la intervención en clínicas privadas al margen de la red pública.”

Los recortes en Sanidad se hacen más efectivos durante los meses de verano

El cierre de camas hospitalarias en los hospitales de la Comunidad de Madrid es una situación que se produce todos los veranos, pero colectivos de la Marea Blanca creen que este año el recorte será “más significativo si cabe”, ya que no se prevén contrataciones para cubrir las vacantes por vacaciones.

En este sentido, alertan de que centros como el Hospital General La Paz estaría planeando cerrar durante el verano toda la segunda planta de traumatología reduciendo a casi la mitad las plazas disponibles. También se prevé cerrar otorrinolaringología.Una situación extensible al resto de la red de hospitales públicos de la Comunidad de Madrid.

Este colectivo reclama que “antes de que se colapsen las urgencias; como ocurre todos los veranos” se mantengan las camas operativas y se contrate al personal sanitario necesario para garantizar la asistencia de los pacientes durante el verano.