Condenado León de la Riva, el alcalde de Valladolid, por desobediencia

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha sido condenado por un delito de desobediencia al haber demorado durante casi un lustro la ejecución de una sentencia judicial obligada a restaurar la legalidad en el edificio de Caja Duero, en la Plaza de Zorrila, inmueble en el que el popular alcalde en funciones cuenta con un piso y en el que se habían cometido distintas irregularidades urbanísticas.

Una condena de un año de inhabilitación y una multa de 12.600 euros

La sentencia condena a León de la Riva a un año y un mes de inhabilitación especial para empleo o cargo público de alcalde o concejal y a una multa de 12.600 euros (seis meses a razón de 70 euros el día) y le impone el pago de las cuotas, incluidas las de la acusación popular.

El fallo llega después de que León de la Riva haya perdido su puesto de alcalde, tras el tripartito entre PSOE, VTLP y Sí Podemos, también le impide incluso conservar su acta de concejal al frente del principal grupo de la oposición, como así solicitaban el Ministerio Fiscal y la acusación popular, ejercida por la Federación de Asociaciones Vecinales ‘Antonio Machado’. partidarios de su inhabilitación en el cargo público entre quince y veinticuatro meses, y del pago del multas, primero de 3.000 euros y después de 63.000.

El proceso judicial tenía como objeto aclarar si el alcalde desobedeció de forma dolosa y contumaz a una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, de 28 de abril de 2008, que adquirió firmeza del 16 de septiembre de ese año, o bien la tardanza en dar cumplimiento a la misma, cosa que no ocurrió hasta abril de 2013, un inmueble que remonta su construcción a los años 1946 y cuyos planos no reflejaban de manera clara su estructura.