Estado Islámico quemó viva a una mujer por negarse a tener ‘sexo extremo’

La representante especial sobre Violencia Sexual en Conflictos de la ONU, Zainab Bangura, ha denunciado que el grupo terrorista Estado Islámico ha quemado viva a una joven de 20 años de edad porque se negó a tener “sexo extremo” con uno de sus milicianos.

Bangura investiga desde 2009 los matrimonios forzados, la esclavitud sexual y las violaciones que se registran en zonas de conflicto armado y ha llegado a la conclusión de que los milicianos de Estado Islámico llevan estas prácticas a nivel todavía más grave.

Estado Islámico y sus procedimientos

A la hora de tomar una localidad, Estado Islámico separa a las hombres de las mujeres y ejecuta a los hombres y los niños de más de catorce años. “Separa a las mujeres y a las madres, deja a las chicas desnudas, les hace tests de virginidad y examina el tamaño de sus pechos y su belleza”, ha asegurado. “Las más jóvenes y las consideradas como las vírgenes más bellas se venden a precios mayores y se envían a Raqqa, el bastión de Estado Islámico”.