Diosdado Cabello investigado por EEUU por narcotráfico

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, está siendo investigado por Estados Unidos, junto con múltiples altos cargos del gobierno venezolano, por presunto narcotráfico y blanqueo de capitales, según afirma el diario estadounidense The Wall Street Journal.

 

La DEA tras la pista de Diosdado Cabello

Según informa el diario estadounidense, esta operación no es nueva, lleva gestándose desde hace dos años, cuando los fiscales federales de Nueva York y Miami, apoyados por la unidad de élite de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), comenzaron a recabar declaraciones de extraficantes, militares y antiguos informadores de las autoridades venezolanas.

Esta investigación no solo afecta al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, si no que se expande múltiples ramas del gobierno de venezolano. Entre los nombres de los investigados se encuentran el gobernador del Estado de Aragua y exministro de Interior, Tareck el Aissami y el exdirector de inteligencia militar, Hugo Carvajal, que esta acusado de trabajar con la guerrilla colombiana de las FARC, apoyándoles en el narcotráfico.

En declaraciones realizadas por un miembro del Departamento de Justicia de Estados Unidos, afirman que Diosdado Cabello es el máximo objetivo de las investigaciones que se están llevando a cabo. «Existen amplias pruebas para justificar que él es una de las cabezas, si no la cabeza, del cartel».

 

De presidente de la Asamblea Nacional a lider del Cartel de los Soles

El chivatazo que ha acelerado esta investigación lo dio Leamsy Salazar, un militar venezolano que fue jefe de seguridad de Hugo Chávez y que, tras su muerte, pasó a la escolta de Diosdado Cabello. Leamsy Salazar llegó a Estados Unidos a principios de año trás desertar y declaró que Cabello habría supervisado el envío de un gran cargamento de cocaína desde la península venezolana de Paraguaná. Esta información lo sitúa cerca de los puestos de mando del llamado Cartel de los Soles.

El principal problema de esta investigación es que, pese a estar muy avanzada, las imputaciones podrían mantenerse en secreto hasta que se puedan producir las detenciones, algo muy complicado ya que necesitarían realizarse fuera del suelo venezolano.