AVE: ¿Un proyecto mastodóntico o una oportunidad?

 

Ciudadanos abrió el debate sobre el AVE, y el PP responde

Ciudadanos abrió el debate, con la propuesta de «detener el programa AVE, con muy poquitas excepciones», y reorientar las inversiones a I+D, así lo afirmaba Luis Garicano en la presentación del programa económico de la nueva formación política.

Pero esta no era la única voz que se alzaba frente a la inversión en alta velocidad. Desde el corazón de la administración ferroviaria, Gonzalo Ferre, presidente de ADIF, sorprendía a todos afirmando con mucha crudeza: «La red de AVE no tiene ni pies ni cabeza con el número actual de pasajeros», «ni tiene sentido, ni es sostenible», y añadía: “vamos a necesitar mucha imaginación para hacerla rentable”.

El Tribunal de Cuentas también se ha unido a la polémica, y hace unos días en un informe exponía que el actual modelo de financiación de las líneas AVE arrojan una «importante incertidumbre sobre la sostenibilidad económica a largo plazo«, advirtiendo que la situación podría agravarse, una vez venza la carencia de los préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Y el PP responde: quiere blindar las inversiones pendientes en el AVE «ante las amenazas políticas de alguna formación». Con este argumento justificaba Rafael Hernando, portavoz del Grupo Popular en el Congreso, la proposición no de ley que pretende declarar «estratégicas» las inversiones pendientes del AVE.

Añadía que la línea ferroviaria no sólo atiende a criterios de «rentabilidad económica», sino también de «rentabilidad social», y ha advertido contra quien entiende que en España hay territorios de primera, segunda y tercera.

Hernando asegura que se mantienen las cifras comprometidas con una inversión de 3.626 millones, que «la actividad constructora se beneficiará del programa para la próxima conclusión de 1.000 kilómetros de AVE y la conexión de la mayor parte de la red, con la apertura de ocho tramos principales y otros complementarios que implicarán 27 conexiones entre capitales».

A pesar de ello, el Ministerio de Fomento ha licitado en los tres primeros meses del año sólo 444,83 millones de euros, un 66,8% menos que en el mismo periodo de 2014, según datos de la patronal de grandes constructoras SEOPAN. La ministra, Ana Pastor, confirma que se mantendrá el presupuesto previsto, y que en los próximos meses se licitará más de 2.500 millones.

Esta reducción en licitaciones parece sólo una maniobra contable para alejar al 2016 los efectos del gasto en el déficit público. Estos son los principales datos:

España líder en kilómetros AVE

España es el primer país europeo por número de kilómetros AVE y segundo del mundo sólo por detrás de China.

AVE

 

Es líder en velocidad, el más rápido del mundo, superando a Francia, incluso por el momento a Japón, que realiza pruebas del nuevo tren bala de levitación que su primera línea estará en funcionamiento en 2027 y que se distingue por su puntualidad, que roza el 99%.

No hay viajeros que hagan rentable el esfuerzo inversor en AVE

España tiene cerca de 29 millones de viajeros, Alemania160 millones y Francia,120 millones; y la menor intensidad de uso del mundo. Para obtener un mínimo de rentabilidad económica, España necesita pasar de los 29 millones de viajeros actuales hasta los 50 millones entre 2018 y 2019.

Se sitúa en el último lugar del «ranking», con un poco más de 11.000 usuarios por kilómetro, mientras que Japón, tiene 158.120 pasajeros por kilómetro, Corea 132.281Taiwán 106.086, Francia 61.394 e Italia 27.085.

 

AVE

 

Inversión en AVE y Rentabilidad económica

La Fundación Fedea, a la que pertenecía Garicano, el gurú económico de Ciudadanos, en un estudio sobre la «Contabilidad financiera y social de la alta velocidad en España» calcula que desde su inauguración el coste de la red de AVE ha ascendido a 40.000 millones de euros, se excluían los costes de expropiaciones y de construcción/remodelación de las estaciones.

La inversión total ha podido llegar a los 47.000 millones de euros, y los ingresos apenas han superado los 14.200 millones.

Pero no todas las líneas son igualmente deficitarias, esta es una de las dificultades con las que se encuentra el gobierno para llevar adelante la liberalización/privatización. El cálculo global es que las líneas AVE cubren entre el 49% y el 50,6% de los costes de la obra.

Los ingresos por cánones del Madrid-Levante, sólo compensan el 30,43% de la inversión, el ministerio de Fomento asegura que el Corredor del Levante tendrá en el futuro una alta rentabilidad.

En el AVE Madrid-Sevilla, se cubre el 124% de los costes.

En el AVE Madrid-Barcelona, el cánon contempla el 65% de su coste.

Rentabilidad Tecnológica

La tecnología AVE es un referente. Un consorcio de empresas españolas se ha hecho con el contrato AVE Medina-La Meca, el mayor contrato firmado nunca en el exterior, y pugna por hacerse con otros proyectos emblemáticos, como el primer AVE de EE UU, que se desarrollará en California.

La experiencia adquirida en el AVE español es para la industria una tarjeta de visita que abre las puertas en todos los mercados. 74 empresas relacionadas con la red del AVE tienen una gran presentación internacional

Rentabilidad Social

La ministra Ana Pastor, destacó tres principales ventajas: su capacidad para vertebrar el territorio, su contribución para mejorar la movilidad de los ciudadanos, ahorrar tiempos y elevar la productividad, y el grado de aceptación que registra entre los ciudadanos.