Burundi: caos, éxodo y violencia

 

Más de 105.000 burundeses han huido del país ante la crisis política en la que se encuentra sumido, según ha informado el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

«ACNUR informa de más de 105.000 personas que han huido de los enfrentamientos de Burundi se han marchado a los países vecinos en busca de refugio», ha informado la organización de la ONU a través de su cuenta en Twitter.

En concreto, ACNUR ha contabilizado 70.187 burundeses huidos a Tanzania, 26.300 a Ruanda y 9.183 a República Democrática del Congo. La situación es especialmente acuciante en Tanzania, señala ACNUR, ya que habría unos 10.000 burundeses en la frontera intentando salir del país por cualquier medio.

El pasado miércoles, 13 de mayo, se produjo una intentona de golpe de Estado tras semanas de inestabilidad social y política por la decisión del presidente Pierre Nkurunziza de optar a un tercer mandato en las elecciones de junio. Sus detractores argumentan que la Constitución y el acuerdo de paz de Arusha limitan a dos los mandatos, mientras que Nkurunziza alega que su primera etapa no cuenta al haber sido elegido por el Parlamento.