Obama da luz verde a las perforaciones en el Ártico

La administración estadounidense presidida por Obama ha dado luz verde a la empresa Shell para iniciar las perforaciones en el Ártico. Según fuentes del Departamento de Interior, estas perforaciones serán exploratorias y «estarán vinculadas a medidas de seguridad muy rigurosas». Como era de esperar, múltiples plataformas ecologistas han comenzado, bajo el lema Save The Artic, campañas para evitar que estas perforaciones se conviertan en realidad.

 

Obama aprueba 6 estaciones de extracción en el Ártico

La aprobación por parte de la administración de Obama de los planes de Shell, permite a la empresa petrolífera comenzar su plan de explotación en el mar de Chukchi, en las costas de Alaska. Shell se propone construir seis plantas de perforación a 112 kilometros de la costa, pero Abigail Ross, Director de la Oficina de Administración de energía Oceánica,  ha señalado que Shell ha tomado una aproximación a la zona de manera cuidadosa «reconociendo el significado medioambiental, social y ecológico de los recursos de la región y estableciendo medidas para la protección de este crítico ecosistema».

 

Greenpeace contra Obama

Greenpeace, entre otras muchas plataformas ecologistas, se ha lanzado a la recogida de firmas para evitar que Shell pueda perforar en el Ártico. En su campaña Save The Artic, Greenpeace señala que los propios científicos del gobierno que dirige Obama han advertido que la posibilidad de un derrame están próximas al 75%. Por último, la organización ecologista, hace hincapié en que Shell «ya demostró no estar capacitada para esa operación», una clara referencia al vertido que asoló las costas africanas en 2011.