Acción contra el Hambre recuerda que el ébola sigue

Acción contra el Hambre ha celebrado que se haya declarado el fin del ébola en Liberia, pero también ha recordado que la epidemia no está todavía controlada en Sierra Leona y en Guinea al mismo tiempo que ha advertido de que “carácter endémico del virus hace temer posibles recaídas en los meses y años venideros”.

La organización ha destacado en un comunicado que a pesar de la “notable disminución” en el número de casos de ébola en ambos países, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se siguen detectando casos ‘post mortem’ y que “la mitad de los contagios se producen a través de cadenas no identificadas”. Así pues, ha insistido en que el brote de ébola “más virulento de la historia” con más de 26.000 casos reportados y que ha causado más de 11.000 muertes hasta el momento, persiste aún en Guinea y Sierra Leona.

En cualquier caso, Acción contra el Hambre ha acogido positivamente que el territorio liberiano haya ganado “la batalla” al virus después de que en este país de África la epidemia se haya cobrado 4.716 vidas. Asimismo, ha subrayado la importancia de la movilización de las comunidades afectadas y el trabajo de los agentes comunitarios que, en su opinión, “han resultado clave en el control y posterior erradicación” de la epidemia en el país.

“La crisis del ébola en África del Oeste ha puesto en evidencia la importancia de la movilización de las comunidades afectadas, cuyo papel ha resultado clave para el control de la enfermedad”, dice el comunicado, recalcando la labor de Acción contra el Hambre para sensibilizar a las comunidades y para formar a más de 20.000 personas de cara a la prevención.

Tras haberse declarado la erradicación del virus en Liberia, la organización cree que el “desafío” reside ahora “en reforzar unas estructuras de salud debilitadas, mermadas por las bajas de trabajadores sanitarios y vistas por muchos miembros de la comunidad como foco de infección del virus”. “Esto ha supuesto un aumento de la prevalencia de muchas otras enfermedades, como el sarampión y la meningitis”, advierte.