Podemos quiere convertir el IVIMA en una Agencia de Alquiler y de Derecho a la Vivienda

 

El candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, José Manuel López, propone “reorientar” el IVIMA conforme a la creación de una Agencia Pública de Alquiler y una de Derecho a la Vivienda con el objetivo de evitar la “especulación” inmobiliaria.

Así lo ha desgranado este miércoles López en rueda de prensa sobre la presentación del programa de Podemos en materia de Vivienda en la Comunidad de Madrid, acompañado por el economista Alejandro Inurrieta, experto en vivienda que ha trabajado en la elaboración del proyecto de la formación morada.

La Agencia Pública de Alquiler actuaría de intermediaria entre los particulares que poseen un inmueble y los potenciales inquilinos. A los particulares se les ofrecerá seguridad jurídica y la gestión de sus inmuebles “incorporándolos a un parque de vivienda en alquiler supervisada por la propia agencia”. Con esta medida, Podemos pide ampliar el número de viviendas en alquiler y la calidad de dicho parque. Una medida, que aseguran puede realizarse a partir de la vivienda privada.

Del mismo modo, a los inquilinos se les ofrecerá la misma seguridad “incrementando la oferta de vivienda en alquiler a precios negociados con los particulares“.

Esta agencia tendría como principales funciones la gestión del parque público de viviendas, la mediación entre inquilinos y la sociedad en caso de litigios, la captación de nuevos inmuebles privados, el diseño de las mejoras en materia de eficiencia energética y la relación permanente con los Servicios Sociales para la provisión de soluciones habitacionales en casos de desahucios, entre otras cosas.

Por su parte, el expresidente de la sociedad publica de alquiler Alejandro Inurrieta pide que esta agencia elabore un “aparato estadístico y real” del censo de la vivienda que indique los precios de la vivienda de alquiler, así como un censo de las viviendas con necesidades de rehabilitación. Asimismo, proponen que se elabore una legislación que permita que las personas que viven de alquilar lo hagan de forma “estable” así como instrumentos de financiación, de seguridad y fiscalidad.

PODEMOS QUIERE LA “PARALIZACIÓN INMEDIATA” DE DESALOJOS FORZOSOS

Con respecto a la Agencia de Derecho de la Vivienda, dotada de un Consejo de Participación, tendría que actuar como informadora de los derechos asociados a la vivienda y coordinar las actuaciones entre la administración autonómica y los Servicios Sociales.

En esta línea, el secretario de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de Podemos, Rafael Mayoral, señala la importancia de perseguir la paralización “inmediata” de los desalojos forzosos sin alternativa habitacional. Por ello, apelan a que la administración regional medie puesto que tiene “plena capacidad” para “detectar las situaciones en las que haya procedimientos judiciales para producirse desalojos forzosos y personarse en el caso“.

Esta situación se tendría que dar hasta que se ponga en marcha una alternativa habitacional o acuerdo entre las partes. “En todo caso, garantizando a las personas afectadas una vivienda en condiciones adecuadas al derecho internacional, no pudiendo superar en ningún caso el importe del alquiler el 30 por ciento del ingreso familiar.

QUITAS QUE REDUZCAN EL CAPITAL

También, proponen que nadie pueda ser condenado a una deuda perpetua, por lo que piden que haya “quitas que reduzcan el capital y ajustan el valor de la deuda con el actual del bien hipotecado”. Así bien, la Oficina de Derechos se haría cargo, entre otras cosas, de la elaboración de un análisis de los contratos hipotecarios porque Podemos entiende que las que tengan cláusulas abusivas pueden ser objeto de sanciones.

Con todo ello, los representantes de Podemos consideran que la vivienda “es un derecho y no un espacio para la especulación” ya que actualmente el IVIMA se dedica a “vender el patrimonio de los madrileños a los fondos buitre” ya que se trata de una “indignidad”. En este ámbito, creen que la función del IVIMA no es otra que la de “servir a la ciudadanía” y que las políticas en materia de vivienda permita a España “homologarse” con el resto de mercados europeos.

Según ha apuntado López, su formación perseguiría reducir los procesos de endeudamiento “con la eliminación de bonificaciones al impuesto de patrimonio”, trabajar en el impuesto de sucesiones “para armonizarlo” con el objetivo de que sea progresivo y quitar algunas bonificaciones por el IRPF “como la bonificación privada”.

Según los datos que mueve el partido a partir de censos, en el año 2011 había en la Comunidad de Madrid un total de 263.000 viviendas vacías y en el pasado año 2014 se produjeron cerca de 7.000 desahucios, cifras que denuncian reflejar una situación de “especulación y desequilibrio”.