Giro inesperado en el sumario de las tarjetas black

Giro inesperado en el sumario de las tarjetas black. Fernando Andreu, el juez de la Audiencia Nacional, desimputa la causa por las tarjetas black de Caja Madrid que seguía contra el ex jefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno y otros once ex directivos de la entidad, aunque les mantiene en la causa como partícipes a título lucrativo de los delitos presuntamente cometidos.

En un auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, señala que los 12 ex directivos a los que se archiva el procedimiento eran empleados por cuenta ajena de Caja Madrid, por lo que no puede atribuírseles un delito de administración desleal como a los ex miembros del Consejo de Administración o del Comité de Control de la entidad.

El magistrado resalta que todos los imputados han justificado que lo gastado con las tarjetas black era un complemento retributivo y de libre disposición para el usuario, también archiva el procedimiento para el ex director general de Caja Madrid y número dos de Miguel Blesa, Matías Amat, y el ex secretario general del Consejo de Administración Enrique de la Torre.

Los doce gastaron un total de 3,4 millones en gastos personales

Entre los doce gastaron un total de 3,4 millones de euros en gastos personales. El juez apunta que “aún no siendo relevante desde una conducta penal”, su conducta les permitió obtener “un beneficio económico procedente de la comisión de un delito”, lo que les obligará a la “restitución de lo percibido”.