La confianza del consumidor alcanza un nuevo máximo

La confianza del consumidor subió en 1,4 puntos el pasado mes de abril, en relación al mes de marzo, hasta alcanzar un total de 101,8 puntos, debido a la mejor valoración que hacen los consumidores de la situación actual, ya que el indicador de expectativas sufrió un retroceso en el cuarto mes de 2014, según los últimos datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El aumento de la confianza en abril se debió al aumento del indicador de la situación actual en 3,9 puntos, hasta alcanzar los 91 puntos, nuevo máximo histórico. La valoración de los hogares asciende 4,9 puntos, del empleo 4,3 puntos y, en menor medida, de la economía 2,7 puntos.

Sin embargo, las expectativas de los consumidores empeoraron 1,1 puntos en abril, hasta los 112, 6 puntos, como consecuencia de la bajada en 3,7 puntos de las expectativas de los hogares, ya que las referidas al mercado laboral se incrementaron en 1,1 puntos y las vinculadas con la situación económica permanecieron estables.

El indicador recoge valores entre 0 y 200 para valorar las expectativas de los consumidores españoles con el fin de anticiparse a sus decisiones de consumo. La percepción es positiva si los valores se encuentran por encima de 100, considerándose por tanto valores negativos los que se encuentran por debajo de 100. El resultado por tanto se traduce en un avance significativo en la confianza del consumidor.

La valoración actual del consumidor con respecto a la situación económica de España es de 28,1 puntos más que en abril del año pasado, también mejora la percepción de las opciones de trabajo y de la situación de los hogares.

En términos interanuales, también para que los ciudadanos ven mejora en la situación económica del país, de los hogares y del mercado de trabajo, creciendo en el último año un 16,6% en lo referido a la economía, y un 18% y un 11%, con respecto a las referidas al empleo y a los hogares.

Un tercio de los encuestados perciben peor la economía española

Un porcentaje de los encuestados confía en que el estado de la economía será mejor, un total de 39,9%, frente a los 24,9% que auguran un empeoramiento y un 28,8% que no esperan ningún cambio.