‘El falso monje Shaolín’ condenado a 38 años de cárcel

Juan Carlos Aguilar, mas conocido como ‘el falso monje Shaolín’, ha sido condenado a 38 años de cárcel por asesinar con alevosía a Yenny Sofía Rebollo, colombiana de 40 años el 25 de mayo, y a Maureen Ada Otuya, nigeriana de 29 años el 2 de junio, después de recogerlas con su vehículo en la calle General Concha de Bilbao y llevarlas a su gimnasio, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

Tras declarar el jurado culpable al acusado de los asesinatos el pasado 24 de abril, el magistrado-presidente, Manuel Ayo, ha dictado la sentencia en la que condena a ‘el falso monje Shaolín’ a 19 años de cárcel por cada uno de los crímenes, sumando un total de 38 años de prisión.

La portavoz del jurado, compuesto por cinco hombres y cuatro mujeres, fue la encargada de anunciar el veredicto del jurado, por el que el tribunal popular, por unanimidad, consideró al acusado culpable de “haber dado muerte” a Yenny Rebollo y Ada Otuya, sin que las víctimas “hubieran tenido oportunidad de defenderse”. Sin embargo, rechazó que hubiera habido ensañamiento como señalaban algunas acusaciones.

‘El falso monje Shaolín’: “lo reconozco todo”

El juicio tuvo lugar entre los días 17 y 22 de abril en el Palacio de la Justicia de Bilbao, el fiscal interrogó al procesado, el cuál reconoció, con una respuesta afirmativa o negativa, a los hechos contados por el fiscal en su escrito de acusación, en el que pedía 40 años de cárcel por los dos asesinatos. ‘El falso monje Shaolín’ reconoció haber cometido tales asesinatos y pronunció la frase más larga que dijo durante la vista oral “lo reconozco todo”.