El TJUE justifica la prohibición de donar sangre a los hombres homosexuales

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado, que la prohibición de donar sangre a los hombres que han tenido relaciones sexuales con otros hombres, “puede estar justificada”. Esta prohibición ya es vigente en algunos Estados miembros como Francia.

“Esta exclusión debe realizarse si hay un riesgo de contraer enfermedades infecciosas”

La sentencia deja claro que para llevar a cabo esta exclusión debe ser “preciso demostrar que estas personas están expuestas a un riesgo elevado de contraer enfermedades infecciosas como el sida y que no existen técnicas para garantizar un alto nivel de protección de la salud de los pacientes receptores”.

El fallo responde a un litigio planteado por un ciudadano francés al no permitirle donar sangre por haber tenido una relación sexual con otro hombre. El derecho francés excluye de manera habitual la donación de sangre de los hombres que han tenido relaciones sexuales homosexuales.

En su sentencia del TJUE, declara que el Tribunal de Francia debe determinar si el hecho de que un hombre haya tenido relaciones sexuales con otros hombres, está expuesto a un elevado riesgo de contraer enfermedades infecciosas graves transmitidas por la sangre. De todos los países de Europa y de Asia central, Francia es el que presenta una mayor prevalencia del VIH entre los hombres homosexuales, según apunta el fallo.

El TJUE protege la salud frente a la discriminación

No obstante, el TJUE admite que la normativa francesa “puede suponer una discriminación por razón de la orientación sexual contra las personas homosexuales de sexo masculino” pero prevalece “garantizar un alto nivel de protección de la salud de los receptores”.