Argelia se sumerge en los escándalos de corrupción política

 

Aumenta la tensión y el malestar en la sociedad argelina por los escándalos de corrupción y otras actitudes de nepotismo, falta de transparencia e irregularidades manifiestas en la gestión de gobierno del país –entre las que se inlcuye la importante manifestación el el sur hace dos meses-, que dirige Bouteflika con mano de hierro desde su llegada al poder y a pesar de su evidente incapacidad para el ejercicio del gobierno por su avanzada edad y su débil estado de salud.

Moshen Belabes, presidente del RCD, en una conferencia organizada por la CNLTD en la sede del Frente para la Justicia y el Desarrollo, ha afirmado que “la lucha contra la corrupción empieza con la salida de este sistema, la instalación de un órgani independiente para la gestión de las elecciones y una transición democrática. Es necesario que la Justicia investigue la gestión de todos los ministerios desde 1999 hasta hoy.”

“¿Cómo un ministro que ha sido llamado por la justicia en el asunto de Khalifa se encuentra a la cabeza del Consejo constitucional?”, preguntó refiriéndose a Mourad Medelci y recordando la orden de detención emitida por la Fiscalía contra el ex Ministro de Energía Chakib Khelil.

Saïd Bouteflika fue duramente criticado

Otros líderes de la CNLTD se han expresado en el transcurso de este encuentro organizado al mismo tiempo que el juicio de la carretera este-oeste en el Tribunal de Argel: “El Tesoro Público se ha convertido en una fuente de corrupción y robo,”, dijo Mohamed Douibi, Presidente de Nahda, añadiendo: “toda la sociedad debe asumir la responsabilidad y no sólo los partidos políticos”.

Abdellah Djaballah, por su parte habló de una “predisposición a la corrupción” que debemos combatir.

Otro líder de la FJD acusó al hermano del Presidente, Saïd Bouteflika, “El hermano del Presidente asume toda la responsabilidad por el deterioro de la situación en el país porque acapara el poder sin que el pueblo se lo haya confiado”.

Todo esto ya ha sido denunciado en Irispress Magazine que, en exclusiva, entrevistó este mes de abril a Mehdi Abbas Allaolu, secretario general del Partido de los Centristas de Argelia y uno de los políticos con mayor proyección social en el país, auténtico adversario del presidente Bouteflika de quien ha denunciado con rigor sus operaciones de ‘fraude electoral’.

Entre los elementos que define el profundo malestar de la sociedad argelina ha aparecido otro que afecta directamente a los ciudadanos y que es un escándalo que se ramifica en España, con los acuerdos alcanzados con el Real Madrid que han bloqueado un acuerdo previo que este equipo español tenía con un equipo de la L2.

‘Lo que pasó en febrero pasado es realmente repugnante. En lugar de apoyar a nuestra asociación con el Real Madrid, las autoridades argelinas han preferido interferir para sabotearnos en beneficio del Ooredoo’, afirmaba Abdelmadjid Yahi, Presidente de la Unión Deportiva de Chaouias (USC), equipo de la Ligue 2 del Campeonato de fútbol argelino.

Escándalo en Argelia:  Bouteflika-Real Madrid

El 17 de febrero de 2015, Abdelmadjid Yahi, muy entusiasta, anunciaba una asociación entre el Real Madrid y el club argelino, e informó a la prensa nacional de la inminente llegada del Presidente de la Fundación del club madrileño a Oum El Bouaghi para concretar el acuerdo y el contrato.

Pero diez días después, cual seria la sorpresa cuando el gigante de la telefonía móvil Qatari, Ooredoo-Argelia, anunciaba desde el Santiago-Bernabeu (estadio del Real Madrid), la firma de un contrato de asociación ‘exclusivo’ con el Real Madrid. Finalmente, el sueño de la USC duró sólo diez días.

Mientras que Ooredoo estaba encantado con el acuerdo, Abdelmadjid Yahi denunciaba un “sabotaje” contra su club. Ahora, acusa a las autoridades argelinas de ‘accionar la Embajada de Argelia en Madrid para sabotear el proyecto de asociación con el club madrileño’.

A nadie se le escapa la posible ‘intermediación’ en esta operación del astro del balón y miembro del cuerpo técnico del club madrileño, Zinedine Zidan, amigo personal del hermano del presidente Bouteflika, y posible ejecutor, en este caso, de una acción con una trascendencia superior a la futbolística y de clara intencionalidad política.

Sobre este asunto, seguiremos informando.