Es que eres tonto, pero mu tonto muchacho

Los que tenemos perro nos pasamos la vida presumiendo de la inteligencia y habilidad de nuestros compañeros. Que si el mío hace esto,que si el mío hace aquello, que si las caza al vuelo.

Pero a veces nos sorprende lo patosos y poco precisos que pueden llegar a ser. Y parecen muy tontorrones e ingenuos.Puede ser que se cansen de andar dando saltitos recogiendo pelotas y todo tipo de objetos para demostrarnos sus habilidades o puede que simplemente como todo quisqui tengan un mal día. Entonces les disculpamos, claro, porque nos enternecen su torpezas. Lo innegable es que cuando lo hacen , fallar estrepitosamente, son realmente encantadores. Y para muestra este vídeo de despropósitos caninos.