Maduro acusa a Rajoy y a Felipe Gonzalez

Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, ha continuado cargando contra el presidente del gobierno Mariano Rajoy, al que ahora acusa de pertenecer a «un grupo de bandidos, corruptos y ladrones». Por otro lado, la Asamblea Nacional de Venezuela ha declarado al expresidente del gobierno, Felipe Gonzalez, persona «non grata» acusándole de «interferir en los asuntos internos del Gobierno Bolivariano».

Maduro acusa a Rajoy de «corrupto»

El presidente de Venezuela ha acusado a Mariano Rajoy de pertenecer a «un grupo de bandidos, corruptos y ladrones». Durante la emisión de su programa televisivo, «En contacto con Maduro», el presidente de Venezuela ha afirmado que con estas declaraciones «ni ofendo ni temo. Estoy diciendo la verdad solamente» para, más tarde, resaltar que «prácticamente todos sus compañeros están enjuiciados o presos por corrupción».

Maduro también ha afirmado que el gobierno español pretende «tapar los problemas de España» mediante un ataque sistemático al gobierno bolivariano, y ha insistido en que Mariano Rajoy se encuentra detrás de «las intentonas de golpe de Estado» y de una «conjura internacional» contra su persona y su país.

Por último, Nicolás Maduro, ha amenazado a «la élite corrupta que gobierna España» con «una respuesta muy contundente» que, según el propio presidente de Venezuela, ya tendría preparada. Ha instado a Rajoy a rectificar para evitar una respuesta del gobierno bolivariano «tanto en el campo de la política como de la diplomacia».

Felipe Gonzalez, persona «non grata» en Venezuela

El Parlamento de Venezuela también ha aprobado una propuesta por la que se declara a Felipe Gonzalez persona «non grata» en el país. La propuesta se conoce con el nombre de «Acuerdo en rechazo de las Declaraciones Injerencistas del Congreso de Diputados del Reino de España, de la Cámara del senado de la República de Chile y la Cámara del Senado de la República de Colombia, en los Asuntos Internos de la República Bolivariana de Venezuela».

La razón por la que se declara a Felipe Gonzalez persona «non grata» se basa en su actividad como defensor de varios opositores del gobierno venezolano, lo que el Parlamento de Venezuela ha calificado como una interferencia en los asuntos de Estado.

La propuesta, llevada a la Cámara por el diputado del Partido Comunista de Venezuela, condena,también, la «agresión» del Congreso español y rechaza la resolución que tomó el Congreso por considerarla una «resolución injerencista».