El alumno agresor podrá seguir estudiando

El alumno que mató a su profesor con una ballesta, podrá continuar estudiando

El alumno de 13 años del instituto de Joan Fuster de Barcelona, que mató este lunes a su profesor, podría acabar la Educación Secundaria (ESO) desde un centro de menores en el que ingresaría dos o tres años.

La consejera de Enseñanza de la Generalitat , Irene Rigau, ha afirmado que no volverá al mismo instituto, pero que “debe poder volver a una situación de normalidad progresiva”.

También ha afirmado que “puede acabar la ESO con un recurso especializado, que dependa de la Consejería del Bienestar Social, para que pueda ver ejemplos de superación ante estas situaciones”.

“Parece que el Hospital Sant Joan de Déu confirma que sufrió un brote psicótico”, ha dicho Rigau, que ha defendido que el menor no veía a los agredidos y actúo en un arrebato inexplicable.

La consejera, considera “imprescindible” aumentar la relación entre pediatras, escuelas y familias. “Se ha detectado un aumento de medicación desde edades pequeñas y nos parece que a veces determinados problemas de sueño, tranquilidad y relajación en lugar de hacerlo de formas tradicionales se resuelven con una medicación, ha advertido Rigau.

Por último, la titular de Enseñanza, ha recalcado que las escuelas catalanas son seguras, y que cuentan con un nivel bajo de conflictividad.