La última superviviente confirma que había 950 personas en el naufragio

El número de ocupantes del barco que se hundió en la noche del sábado frente a las costas de Libia asciende a 950 con la última superviviente rescatada, según ha informado la agencia italiana de noticias AGI.

Según revela la Fiscalía de la provincia italiana de Catania, entre los ocupantes se encontraban cerca de 200 mujeres y entre 40 y 50 niños. Las víctimas serían de Argelia, Egipto, Somalia, Nigeria, Senegal, Malí, Zambia, Bangladesh y Ghana.

Este superviviente ha relatado además que la mayoría de los ocupantes fueron encerrados en los compartimentos más bajos del barco por los traficantes, lo que habría impedido su huida en el momento del naufragio.

El incendio sucedió en torno a la medianoche, a unos 190 kilómetros de la costa italiana de Lampedusa. El servicio de Guardacostas italiano detectó que el barco, de unos 20 metros de eslora y en el que se encontraban hasta 700 inmigrantes a bordo, tenía problemas de navegación, por lo que decidió alertar a un pesquero cercano, el ‘Rey Jacob’, de bandera portugesa, para auxiliar a sus ocupantes.

Con respecto a los inmigrantes se dieron cuenta de que el barco pesquero se estaba aproximando y se lanzaron de manera simultánea hacia uno de los lados para llamar la atención del barco, que volcó debido al súbito desplazamiento de peso.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ya ha expresado su preocupación por el naufragio y teme que pueda convertirse en la mayor tragedia de la historia de los desplazamientos de inmigrantes en el Mediterráneo.

Por el momento han sido rescatados en torno a 28 inmigrantes gracias a que la temperatura del agua no es demasiado fría, unos 17 grados, por lo que los servicios de rescate confían en encontrar todavía supervivientes.