Sanidad de Madrid se despide con caos en Atención Primaria

Mermar la Atención Primaria de más de un millón de personas vaciando los centros de Salud de enfermeros cualificados, contratos de dos días o solo durante los días laborables para no pagar los fines de semana, ceses ilegales del puesto de trabajo con efectos retroactivos -algunos notificados varios días después de producirse- para sustituir un contrato de doce meses por uno de dos semanas, plazas vacantes en Atención Primaria e incertidumbre de cómo se cubrirán…

Son algunas de las consecuencias de las prisas del ejecutivo de González por presentarse antes de la elecciones con la promesa de haber realizado la contratación más importante de personal sanitario en la Comunidad de Madrid. La Sociedad Madrileña de Enfermería de Atención Primaria (SEMAP) afirma que las plazas de enfermería de Atención Primaria afectadas por el caos administrativo de este concurso representan el 21% del total, lo que implicará que más de un millón de ciudadanos de la Comunidad de Madrid cambie de enfermero.

Por decisión política, el gobierno regional de la Comunidad de Madrid decidió que los resultados del concurso oposición celebrado el pasado otoño se tenían que hacer efectivos antes de comenzar el mes de mayo y presentarse a las elecciones con los ‘deberes’ cumplidos: crear cerca de 5.000 puestos fijos para personal sanitario en la región.

Una situación excepcional, ya que habitualmente en otras oposiciones las coberturas de las plazas se han realizado en periodos que oscilan entre los nueve y los doce meses. En esta ocasión, tanto el concurso de traslados como la asignación de las plazas y la resolución de las reclamaciones de traslados y oposición -que está impugnada en los tribunales- se han ejecutado en apenas tres meses. Los resultados de la oposición se conocieron el 31 de diciembre, en plenas vacaciones navideñas.

Le comunican por teléfono el 18 de abril que ha cesado cuatro días antes

M. recibió el sábado 18 de abril una llamada  telefónica de la Dirección de Recursos Humanos para comunicarle que había cesado en su puesto el 14 de abril, V. se enteró de su cese por un SMS el mismo día que su plaza fue adjudicada, pero no cubierta. H se enteró por un whatsapp enviado por la gerente de su centro de salud. Los teléfonos de la Dirección de Recursos Humanos no están operativos desde hace una semana y los trabajadores no pueden recabar información sobre su situación.

En estos y otros muchos casos, de manera unilateral la Gerencia de Atención Primaria decidió que algunos de estos profesionales fueran recontratados en el mismo puesto por un tiempo que oscila entre dos y quince días -pero solo los laborables, los festivos no tendrán contrato- hasta que comience mayo. Paradójicamente, muchos de ellos tenían un contrato eventual que finalizaba el 31 de diciembre de 2015.

Poca y confusa información a los profesionales de Atención Primaria

A partir de entonces, los eventuales desplazados están recibiendo poca y confusa información sobre como se resolverá su situación de baja laboral. La Consejería de Sanidad aún no ha determinado cuándo ni cómo serán cubiertas las plazas vacantes. Habitualmente los contratos de más de un mes de duración se cubren de acuerdo con una bolsa de trabajo donde el personal es baremado en función de su experiencia laboral y cursos de formación acreditados.

Ahora bien, a día de hoy, nadie ha sido capaz de señalar si esta bolsa  de trabajo seguirá los criterios resultantes de la última oposición de octubre -uno de los requisitos para optar a la bolsa era haber formado parte de este proceso selectivo- o por baremos antiguos, el único disponible es de 2012.

El lunes 20, se reunirá previsiblemente de nuevo la Mesa Sectorial y se espera que se escriba un nuevo capítulo en esta desorganización que la están pagando tanto los trabajadores como los usuarios de la sanidad madrileña. La SEMAP  insta a la Consejería se Sanidad y a los sindicatos participantes en la mesa  que las plazas de enfermería que queden vacantes tras el concurso de traslados sean ocupadas por enfermeros y enfermeras que acrediten competencias en Enfermería Familiar y Comunitaria y se minimice el impacto sobre la población.

Los eventuales denuncian, asimismo, el silencio de los sindicatos, que hace apenas unos días desplegaban una intensa actividad por todos los centros de salud de cara a las elecciones sindicales que tendrán lugar el 7 de mayo y ahora están ausentes ante la situación que se vive en estos días de puertas para adentro en los centros de Atención Primaria.

Aunque el caos es más patente en el área de Enfermería, es extensible a la situación de médicos, pediatras, fisioterapeutas, auxiliares de enfermería y matronas eventuales también afectados por el concurso oposición y de traslados.

El malestar e indignación se hace patente en los foros de profesionales sanitarios tanto con los gestores como con los representantes sindicales de los trabajadores.