La mancha de fuel del pesquero incendiado se aleja de la costa canaria

La mancha de combustible tras el hundimiento del pesquero ‘Oleg Naydenov’, a 15 millas al sur de Maspalomas (Gran Canaria), afectan a un área de hasta 12 kilómetros cuadrados de océano. La zona afectada, según Salvamento Marítimo alcanza una dimensión de 6 kilómetros de longitud  por otros 2 kilómetros de ancho.

Aunque las corrientes alejan la mancha de la isla de Gran Canaria,  Salvamento Marítimo no descarta que se pueda producir un cambio de dirección a lo largo de las próximas horas o días y que pudiera llegar a tocar la costa.

En la zona ya trabaja el avión Sasemar 101, de Salvamento Marítimo, destinado también a controlar la contaminación marina, y el buque Miguel de Cervantes, que vigila la evolución de la mancha de hidrocarburos.

La organización ecologista Greenpeace  asegura que la decisión adoptada por la autoridades de alejar el barco de la costa tras el sinmiestro “complica las operaciones” para recuperar el fuel y hace más costosos los trabajos de limpieza.

El barco portaba 1.400 tm de fuel, responsable de las mancha

El pesquero ruso llegó al puerto canario el 1 de marzo. El plan que tenía era realizar labores operativas, como la carga del combustible que lleva a bordo, y partir el 11 de abril rumbo a Mauritania. Pero ese mismo día se declaró el incendio, que ha terminado hundiendo el buque con una carga en su interior de 1.400 toneladas de fuel que están provocando las manchas.

Este pesquero ruso ya había sido denunciado por la organización ecologista Greenpeace,quien lo denunció ante la Comisión Europea por pesca ilegal, ya que faenaba en zonas donde están prohibidas las capturas. Tampoco cumplía la normativa de Senegal, donde se le había prohibido operar.