Pedro Sánchez vota ‘Sí’ a la reforma de Ley del aborto, que arranca

El PP ha conseguido arrancar su reforma de la Ley del Aborto sin el apoyo de cinco de sus diputados, pero con el de alguien que no esperaba. Pedro Sánchez, por increíble que parezca,  votó por error a favor de la reforma, en contra de los propios intereses socialistas.

Anécdotas aparte, el PP planteó esta reforma con una proposición de ley en el Congreso, porque de hacerlo a través de proyecto de Ley, tendría que haber pedido informe a los órganos consultivos del Estado (Consejo de Estado y Consejo del Poder Judicial).

Se trata de la modificación de la Ley de Autonomía del Paciente para que la interrupción del embarazo vuelva a ser una de las tres excepciones en que las jóvenes de 16 y 17 años requieren del consentimiento paterno para someterse a un tratamiento, junto a las técnicas de reproducción asistida y los ensayos clínicos. En la actualidad, se les exige que informen a al menos uno de los tutores legales, salvo que demuestren “fundadamente” que existe un conflicto grave, como el maltrato.

“No se valida la actual Ley del Aborto”

La portavoz adjunta del PP en el Congreso, Marta González,fue  la encargada de abrir el debate y defendió, en contra lo que vienen alegando las asociaciones provida, que la reforma parcial no valida el resto de la ley, sino que es la manera de actuar mientras el Tribunal Constitucional toma una decisión.

A partir de ahora se seguirá el procedimiento establecido para toda iniciativa legislativa que se tramita en el Congreso. Se abrirá un primer plazo de 15 días prorrogables para que los grupos de la oposición presenten enmiendas de totalidad al texto, que requieren la presentación de otro alternativo. Tanto el PSOE como Izquierda Plural piensan utilizar esta vía, que exigirá un nuevo debate en sesión plenaria de la reforma.

Los plazos de enmienda se irán prorrogando hasta el 27 de mayo, por lo que  la sesión plenaria de la reforma será después de las elecciones autonómicas y municipales.

Después pasará a tramitarse en el Senado y sólo volvería a debatirse en el Congreso de producirse algún cambio en la redacción. El PP quiere que la Ley esté funcionando a principios de verano.