El Ministerio del Tiempo se cuela en la ‘Residencia de Estudiantes’

Dalí, Buñuel y Lorca grandes amigos

Salvador Dalí, Federico García Lorca y Luis Buñuel, tuvieron en común que coincidieron en la madrileña Residencia de Estudiantes en los años 20. Los tres genios que marcaron una época artística en nuestro país, en sus diferentes disciplinas (pintura, escritura y cine), coincidieron en el tiempo y lugar en la capital del país.

Protagonistas de excepción en la ficción española ‘El Ministerio del tiempo’, los tres hombres compartían una inquietud enorme por expresar de forma artística, el amor y la confrontación entre sus deseos y la realidad. En sus obras criticaban el convencionalismo social y la represión sexual de la Iglesia con un aire burlón y rebelde.

Se conocieron en el 1922, en la Edad de Plata de la cultura española, en la Residencia de Estudiantes de Madrid, que en aquellos tiempos era el principal foco de expresión y experimentación de cultura del país.

Buñuel fue el primero en llegar a la residencia en 1917, con tan solo 17 años, justo después de terminar el bachillerato en Zaragoza. El siguiente fue Lorca en 1919 y poco después, en 1922, apareció Dalí, que viajo a Madrid para estudiar en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con 18 años.

Los tres fueron grandes artistas, Lorca fue uno de los grandes exponentes de la generación del 27, sus temas recurrentes eran el amor, la rebelión contra el orden establecido y el deseo. Buñuel criticó en sus obras las contradicciones de la burguesía y reflejo su visión trágica de la vida. Mientras que Dalí fue uno de los máximos exponentes del surrealismo.

La vida de los tres fue unida desde que se encontraron en esta residencia, los tres estuvieron presentes en las obras de los demás y entrelazaron conexiones artísticas y personales. Sus obras no habrían sido las mismas si estos artistas no se hubieran encontrado en esta residencia estudiantil.