Médicos de Atención Primaria recomiendan reducir las dosis de ibuprofeno

El presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, José Luis Llisterri, ha recomendado reducir las dosis de ibuprofeno, después de que las autoridades sanitarias europeas y españolas hayan advertido del riesgo cardiovascular por el consumo a largo plazo de altas dosis de este fármaco.

Defiende que se ha «‘ibuprofeneizado’ a la población española porque todo el mundo va a la farmacia a comprarlo». Por ello advierte de que la alerta de las sociedades científicas y de Sanidad es «de cumplimiento obligado: cuando vaya una persona a pedir un antiinflamatorio para un proceso faríngeo o una gripe le van a mandar 400 mg. y vamos a recomendar también desde la practica clínica que en vez de 600 mg las dosis sean de 400 mg«.

Según ha explicado, los médicos españoles recetan según las indicaciones de las fichas técnicas de los medicamentos, pero éstas se revisan periódicamente y se ha comprobado que el ibuprofeno, en lugar de  a dosis de 600 mg cada 8 horas, debería ser prescrito a dosis de 400 mg para no producir daños.

«Una cosa es tomarlo puntualmente por dolor de cabeza y otra prescribírselo a un paciente con proceso artrósico que tenga que tomarlo  15 o 20 días -ha explicado el doctor- Se ha visto que esa dosis puede tener efectos secundarios que están perfectamente tipificados y los médicos lo sabemos. Se ha comprobado que una dosis de 400 mg es también eficaz y, por tanto, reducimos la dosis para poder ser más eficientes  con una dosis de 400 mg a 8 horas, con lo que se mantiene un efecto analgésico y antiinflamatorio».

Alerta ante la toma de fármacos de Ibuprofeno y dexibuprofeno

Llisterri explica que esta misma situación se produce con el otro gran analgésico de gran consumo, el paracetamol, que se suele utilizar un gramo cada 8 horas pero que se ha comprobado que puede tener efectos secundarios, por lo que se reduce la dosis a 650 mg o a 500 mg cada 8 o 6 horas. «Es una cuestión perfectamente conocida por los médicos», ha insistido.

La Agencia Española de medicamentos y productos Sanitarios (AEMPS) ha emitido esta advertencia después de que el Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC) haya alertado acerca del riesgo cardiovascular asociado a la administración por vía sistémica de este fármaco.