Los once detenidos querían atentar en Catalunya

Once detenidos por presunto yihadismo

El consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, ha afirmado que los once detenidos por presunto yihadismo tenían la voluntad de atentar y también, de llevar a cabo “algunos pasos que conducían a hacer un acto” terrorista.

Los detenidos formaban parte de una célula organizada que captaba a jóvenes, los radicalizaba y los enviaba a Siria e Irak para luchar junto al Estado Islámico. Se trata de diez hombres, entre ellos un menor de edad, y una mujer. Todos ellos entre 17 y 45 años de nacionalidad española, marroquí y paraguaya, cinco de ellos “conversos que habían asumido la fe islámica en su proceso de radicalización”, según explicaba el consejero.

Espadaler ha confirmado el intento de atentar

En la entrevista recogida por Europa Press , el consejero ha asegurado que tiene comprobado que querían atentar, pero no ha concretado el lugar en el que querían hacerlo, que según ‘El Períodico de Catalunya’ son la plaza de Catalunya, el Parlament, el centro comercial las Arenas de la plaza Espanya, la comisaría de los Mossos d’Esquadra y el complejo policial de Egara.

También ha afirmado el desconocimiento de la policía acerca de cuándo planeaban cometer el atentado. Posteriormente, ha explicado que los focos de presuntos yihadistas en Catalunya se centran “mayoritariamente pero no exclusivamente” en el área metropolitana de Barcelona.

Espadaler ha señalado que el cuerpo de Mossos d’ Esquadra es una de las policías “más punteras en Europa” en la lucha contra el yihadismo y ha sostenido que están investigando las claves conceptuales que llevan a la radicalización.