Las 23 medidas económicas de Rivera

Albert Rivera tiene muy atado su programa y sus propuestas en materia económica son claras y concretas. Ha presentado un paquete de 23 medidas con las que busca promover la innovación y fomentar la competitividad de las empresas españolas mediante la creación de una red de institutos tecnológicos público-privados, para los que necesita una inversión anual de 1000 millones de euros. Estos 1000 millones equivalen a lo que cuestan 70 km de AVE, por lo que para financiar sus medidas apuesta pro frenar la expansión del tren de alta velocidad, al considerarla «una inversión que no es rentable socialmente ni económicamente»

Desgranadas por áreas de actividad, estas son las principales propuestas de Ciudadanos en materia económica.

I+D

– Ciudadanos propone crear una red de 30 institutos tecnológicos que se dediquen a la investigación aplicada y  resuelvan problemas que planteen las empresas mediante contratos de investigación. Tendría un presupuesto anual de 1.000 millones de euros, que se desglosarían de la siguiente manera: un 60 por ciento de fondos públicos, un 35 por ciento privados y un 5 por ciento de becas internacionales.

– La red, inspirada en la  alemana Fraunhofer, creada en 1949 y que cuenta con 67 institutos, tendrá una «mínima sede central» e institutos ligados a universidades, con temáticas «marcadas por las necesidades de las empresas. Cada instituto tendrá personal investigador propio, profesores de la Universidad asociada y doctorados.

– La red ofrecerá «fuertes incentivos». Serán fondos para la investigación en función de su productividad,  traducida en volumen de contratos de investigación con empresas, patentes obtenidas y becas de investigación internacionales conseguidas.

Incentivar el crecimiento de las empresas

– Para fomentar el crecimiento de las empresas, la idea es  «flexibilizar y evitar los escalones numéricos» en toda «la normativa fiscal, laboral, que discrimina en función del tamaño». El programa pone como ejemplo que «por encima de 50 empleados las empresas tienen que auditar sus cuentas o tener comité de empresa».

– Propone «auditar toda la legislación para eliminar todas estas barreras».  Ciudadanos critica expresamente que a partir de seis millones de euros de volumen de operaciones las compañías sean consideradas «grandes empresas» por la administración tributara y tengan  que liquidar mensualmente el IVA.

– Habrá medidas contra los «incentivos fiscales perversos que favorecen a la microempresa como la mayor impunidad al fraude fiscal», empezando por un aumento de las multas por no emitir facturas y aumento «sustancial» del personal de control.

Las familias podrán desgravarse de su IRPF hasta 300 euros al año en servicios, como incentivo para que pidan factura, y así aflorar dinero negro y obligar a profesionales a darse de alta en la Seguridad Social.

– Será compatible el cobro parcial de la prestación por desempleo, bajando la prestación progresivamente y subiendo el montante de ingresos que se puede compatibilizar, con una fórmula similar al Complemento Salarial Garantizado.

Reorientar los recursos de control hacia el fraude más sofisticado y aliviar la presión sobre «incumplimientos meramente formales» como presentar tarde una declaración.

Régimen de autónomos, Rivera elimina las cuotas fijas

Eliminar cuotas fijas a los autónomos. Los que ganen menos del salario mínimo interprofesional (SMI) mensual no tendrán que liquidar IVA y se darán de alta en la Seguridad Social sin pagar cuota y sólo se les girará a final de año un 7,2 por ciento de lo ganado en neto. Sólo tendrán que declarar sus ingresos en el IRPF.

– Por encima del SMI mensual, eliminar el sistema de cuota mínima y establecer un tanto por ciento que crezca con la facturación hasta el tope de lo que pagaría en régimen general.

Inmigración

– Programa de inmigración por puntos a modo de «visados exprés» que facilite la llegada a España de personas con contrato de trabajo, alto nivel educativo o proyecto empresarial concreto, empezando por un programa piloto de dos años con seguimiento y evaluación para asegurar su eficacia y prevenir el fraude. El programa pretende paliar el «déficit de perfiles críticos» que aúnen capacidad técnica y mentalidad emprendedora en España.

«Paquete de recibimiento» para facilitar la integración: promover la reunificación familiar, reglas claras para adquirir la residencia permanente, sistema claro de validación de cualificaciones e incentivos para que los mejores estudiantes internacionales se queden a trabajar al terminar sus estudios.

– Condicionar las subvenciones a la creación de empresas a que los emprendedores sigan cursos básicos de formación para el emprendimiento.

– Bonos de formación para los trabajadores de pymes.

– Creación de una agencia de apoyo a las pymes que concentre en un interlocutor único las funciones clave de apoyo a estas empresas.

– Asegurar la unidad de mercado eliminando «excepciones medioambientales, culturales o de seguridad e higiene que han permitido la enorme proliferación de barreras regulatorias».

Política universitaria (aún pendiente de presentar) que incentive el retorno de los expatriados «favoreciendo a los verdaderos innnovadores».

Legislación concursal individual, por considerar que la promovida por el Gobierno no resuelve los problemas.

 Ayudas a los emprendedores innovadores

– Crear fondos de inversión pública que co-inviertan con capital especializado, siendo conscientes de que el capital riesgo tiene que ver con «ganar mucho en algunas ocasiones y perder en otras». Pone como ejemplo los fondos YOMZA isrelíes, que permitieron crear una industria de capital riesgo que se «multiplicó por 14 entre 1996 y 2002». Critica el sistema español de créditos blandos porque con frecuencia se exige aportar garantías bancarias.

– Reformar los incentivos a la financiación privada, que actualmente sólo sirven a las empresas que tienen beneficios porque están ligados al impuestos de sociedades, permitiendo que los créditos fiscales disponibles de las empresas que no los tienen pasen a las bases tributarias de los inversores finales.

Eliminación radical de la burocracia, impidiendo que la Administración pide «un solo papel que la Administración ya tenga».

– Formación mediante colaboración del sector público con plataformas de formación online y «emparejando» ingenieros y profesionales prejubilados con jóvenes emprendedores a través de los colegios profesionales.