La frenética vida de papá perro

¿Quién dijo que la vida de Papá perro era fácil?

Porque la igualdad también ha llegado al mundo de los canes. Nada de que papá perro se ponga a zanganear mientras que ella se ocupa del cuidado de los cachorros.

Que lo de cuidar de la prole es cosa de dos, así que al bueno de papá perro le toca apencar y dividirse la tarea.

Son las consecuencias para papá perro de dejarse domesticar. Que no todo es recibir caricias y mimos de los dueños, que esto del progreso también se mide en otras cuestiones 🙂

Así que papas humanos tomen ejemplo¡