Sin verter ni una gota

Una solución limpia que no derrama ni una gota

No siempre resulta fácil el proceso de cortar una sandía. Lo normal es acabar pringando la encimera de la mesa. De manera sencilla, limpia prepare el postre en prácticas bolsas sin que se derrame ni una sola gota.

De la tienda directamente a la nevera y en apenas unos segundos.

Si no come fruta no será porque no haya soluciones para pelar su sandía sin que se caiga una sola gota a la mesa.

El resto es sencillo, de la bolsa a la ensaladera y a disfrutar de su sandía comiéndola con unos palillos o tenedor.