Grecia se prepara para abandonar el euro

 

La tensión entre el Gobierno de Grecia y las autoridades comunitarias por el rescate está subiendo enteros, tanto que el ejecutivo heleno se prepara para abandonar el euro y no pagar la deuda que tiene contraída con el FMI. Estas medidas supondrían el regreso a la moneda nacional, el dracma.

Según publica el Daily Telegraph citando fuentes del gobierno del Syriza, el gobierno griego trabaja en la elaboración de un plan B que pasaría por nacionalizar el sistema bancario y la introducción de una moneda paralela en sustitución del euro.

El 9 de abril, Grecia ha de hacer frente al pago de 458 millones de euros al FMI y si no llega el dinero del rescate que negocia con la UE se verá obligado a incumplir con sus obligaciones.”Somos un gobierno de izquierdas y si tenemos que optar entre pagar al FMI o dejar de pagar las pensiones o los salarios de los empleados públicos, no abandonaremos a nuestra propia gente, es una obviedad “, comenta al diario británico una fuente griega.

“Puede que tengamos que entrar en un proceso de mora de los pagos al FMI. Esto causará un gran revuelo en los mercados y significa que el reloj comenzará a marcar mucho más rápido “, subrayó la misma fuente.

Esta demora en los pagos sería la primera consecuencia del fracaso de las negociaciones entre el gobierno de Grecia y la troika comunitaria, encallada en la aprobación por parte de esta última del plan de reformas presentado por Syriza, que consideran insuficiente.

Esta fuente asegura que el gobierno de Tsypras es plenamente consciente de que esta decisión tendrá consecuencias y un efecto en cascada para la economía del país, pero insisten en que su lealtad en primer lugar es para con su población y que no están dispuestos a abandonar el programa electoral que les llevó al gobierno.

El Gobierno Griego dispuesto a dejar el euro, cerrar bancos y nacionalizarlos

“Vamos a cerrar los bancos y nacionalizarlos, y luego emitir pagarés si tenemos que hacerlo, y todos sabemos lo que esto significa. Lo que no vamos a hacer es convertirse en un protectorado de la UE”, dijo una fuente al diario citado.

No obstante, matizan que el gobierno de Grecia prefiere llegar a un acuerdo amistoso con la UE sobre los fondos del rescate antes que adoptar decisiones tan drásticas, y confían en que Angela Merkel acabe por desactivar la crisis y no se acabe enfrentando a una política de hechos consumados con graves consecuencias tanto para Grecia como para la zona euro.

Aún así, ponen el órdago sobre la mesa a cinco días de que expire el momento del pago de la deuda al FMI. “Quieren hacer un ejemplo de nosotros -aseguran estas fuentes en relación a la posición de la troika-, y demostrar que ningún gobierno de la zona euro tiene el derecho de tener mente propia”.