El precio de los servicios públicos no subirá con el IPC

El 1 de abril la subida de los precios públicos dejarán de actualizarse automáticamente con el IPC. Es decir, se aplicarán otros instrumentos que determinen la subida o bajada de los precios de estos servicios como, los transportes públicos, agua o servicios postales. A primeros de mes entra en vigor la Ley de Desindexación que desvincula los precios de los servicios públicos al IPC.

Aprobada ésta ley por el Gobierno hace más de un año tiene como objetivo favorecer la estabilidad de los precios y mejorar la economía española en términos de competitividad. Las familias españolas gastan en estos bienes y servicios regulados un 7% del total, unos 35.000 millones de euros anuales.

Los precios de estos servicios se calcularán atendiendo a sus costes reales

De esta manera los precios de los servicios públicos como los transportes, energía, agua o telecomunicaciones no se actualizarán automáticamente con la subida del IPC sino que se hará de acuerdo al aumento de los costes del servicio, ya que la revisión vinculada a la inflación, según afirma el gobierno, conlleva una serie de inercias al sector privado que provocan los efectos de segunda ronda

Curiosamente coincide la aplicación de esta ley con un período donde el IPC esta registrando datos negativos, por lo que la ley de desindexación llega en un momento en el que los precios van a la baja.

La puesta en vigor de ésta ley coincide con el desarrollo de un nuevo Índice de Garantía de Competitividad. Índice de referencia para los contratos del sector público y privado que tendrá en cuenta el diferencial de inflación de España con respecto a la zona euro y en el que vendrá corregido la pérdida de competitividad acumulada en España desde su entrada en la zona euro, según afirma el Gobierno.

La intención del Ejecutivo es que el nuevo índice termine aplicado también al sector privado. Así en los servicios privados las actualizaciones se realizarán o a libre voluntad de las partes o si no hay acuerdo, no se producirá dicha actualización. Por otra parte si el pacto entre las partes no específica el índice de referencia se aplicará el nuevo índice propuesto en esta ley de desindexación.