Lubitz estaba de baja médica el día del accidente

Avanza la investigación sobre el siniestro de Los Alpes tras el registro policial efectuado en el domicilio de  Andreas Lubitz. El copiloto estaba de baja médica y ocultó el parte de baja a la compañía. La fiscalía alemana que investiga el caso ha informado que durante el registro han aparecido diferentes documentos médicos, incluso uno parte de baja roto en pedazos para el mismo el día del accidente, el pasado martes. Según la fiscalía, la policía ha hallado este parte de baja roto en pedazos.

Un familiar de Andreas Lubitz, según informa la prensa local, ha confirmado que el copiloto padecía un episodio de depresión, motivo por el cual estaba recibiendo tratamiento médico y no estaba en condiciones de volar. Un hecho que al parecer habría ocultado a la aerolínea. Un episodio depresivo que podría haberse agravado tras la ruptura de relaciones con su novia, con la que pretendía casarse en unos meses.

 

Dos bajas laborales por depresión, al menos en el historial de Lubitz

La aparición de este parte de baja médica pone el foco de atención sobre Lufthansa y la idoneidad del piloto para haber obtenido la licencia de vuelo y abre un interrogante sobre cuáles fueron los motivos por los cuales hace seis años interrumpió durante seis meses de proceso de formación en la aerolínea alemana.

Se especula que padeció “el síndrome del quemado” (burn out), aunque las comparecencias públicas de los portavoces de Lufthansa no han ofrecido ninguna explicación sobre las causas de esa baja médica.

Sin embargo, según Bild y la cadena de televisión pública ARD  este “grave episodio depresivo” quedó registrado en el acta sobre el copiloto del departamento de tráfico aéreo alemán bajo el código “SIC”, que se refiere a la necesidad de que el afectado se someta a “revisiones médicas regulares”.

Un portavoz del Ministerio del Interior ha subrayado, por otra parte, que las pesquisas no ofrecen ningún indicio  que refuerce la hipótesis del atentado terrorista.

   

1 comentario