¿Eres más de dron o de águila?

Internet se ha llenado de imágenes captadas ‘a los lomos’ de un dron que nos ofrecen curiosas panorámicas desde lugares desde los que nunca habíamos tenido perspectiva antes.

Vistas imposibles de unas cataratas del Niágara congeladas, de los estragos causados por las inundaciones del Ebro o paisajes de montaña o urbanos en increíbles contrapicados, por ejemplo, son cada vez más habituales en las redes sociales.

El dron ha desplazado a las aves a la hora de captar la vida desde arriba. Ofrece sin duda la ventaja de poder ser teledirigido, pero no deja de ser la mirada del ser humano sobre nuestro entorno. Carece de esa magia que tienen las miradas del otro, en este caso de las aves.

Y buscando ese punto de vista, tenemos una panorámica sobre Dubai a vista de águila. El águila inició el vuelo desde el Burk Khalifa, el edificio más alto del mundo con 829 metros de altura y registró el récord con una cámara colocada en su lomo. Las imágenes hablan por sí solas.

Y una vez contempladas, ¿eres más de dron o de águila?