La batalla por las candidaturas en Madrid

Conformar el escenario político que se va a plantear en las próximas elecciones a la presidencia y la alcadía de Madrid ha costado tanto como construir el Monasterio del Escorial, pero a falta de los candidatos que presentará Podemos, cada partido tiene atada su candidatura a la presidencia de la Comunidad y también al ayuntamiento.

EL PP SE DESHACE DE IGNACIO GONZÁLEZ

El Partido Popular ha seguido la estrategia del Partido Socialista y ha apartado a Ignacio González de la candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid, a causa de la mala imagen que daba verle envuelto en el asunto del ático de Estepona. Eso sí, este árbol ha hecho mucho menos ruido al caer que Tomás Gómez. González no se ha rebelado a los designios de Génova y la transición hacia Cristina Cifuentes, que será la candidata, ha sido mucho más tranquila que la de Gómez a Gabilondo, sin gestoras de por medio y porque ante la sola idea de plantear una comisión para poner al frente del PP de Madrid, la flamante candidata a la Alcaldía, Esperanza Aguirre, salió con la fuerza de una legión romana a decir que de darse la circunstancia, ella retiraría su candidatura. Un susto para todos, pero una vez aclarado que no habrá tal comisión gestora en el PP, toda ha seguido su cauce.

El PP lleva un tándem potente, probablemente el más potente de todos los que los distintos partidos van a presentar tanto a presidencia como a alcaldía. Pero existe el riesgo de que salten las chispas entre las personalidades de estas dos mujeres. Por un lado Aguirre no está por la labor de ser una estrategia electoral, Aguirre tiene su propia marca, mientras que Cifuentes viene para ser el “poli bueno” del PP.

En el caso de PSOE e IU, ambos partidos han seguido el mismo camino, proponiendo un candidato ilustrado, de carrera en las letras, para proponer como presidente de la CAM, pero han dejado algo coja su candidatura a la alcaldía. En el caso del PSOE, Ángel Gabilondo será el hombre fuerte, pues Antonio Miguel Carmona ha tenido un poquito de lío, primero poniendo la mano en el fuego por Tomás Gómez, luego acompañándole cariacontecido en la rueda de prensa que ofreció tras su destitución, con pinta de estar muy arrepentido de posicionarse de su lado.

EL FANTASMA DE LA CANDIDATURA DE TANIA SÁNCHEZ

En el caso de Izquierda Unida, la marcha de Tania Sánchez supuso un quebradero de cabeza para la formación, pero no porque Tania abandonara, ni mucho menos, eso no. El problema fue encontrar a alguien dispuesto a ser candidato a la presidencia de la Comunidad. Y por fin dieron con él. El escritor Luis García Montero  se enfrentará a Gabilondo (PSM) , Cifuentes (PP), Ramón Marcos (UPyD) , Ignacio Aguado (Ciudadanos) y José Manuel López, recién designado por Podemos.

Tania Sánchez se fue, a nivel oficial, porque quería hacer confluir su candidatura con Ganemos y Podemos, su compañero y candidato a la alcaldía,  Mauricio Valiente, se quedó en el partido y llegó a reprocharle su marcha vía Twitter. La situación ahora es que Mauricio ha decidido que sí quiere confluir (la palabra de moda) y se ha inscrito en las listas para las primarias de Ahora Madrid pese a que IU-CM ha desautorizado el referéndum convocado por él mismo en el que sólo votó el 54% de la militancia, haciendo a su vez un referéndum paralelo en el que el 89% de los votantes votó en contra de incluir la candidatura de Izquierda Unida en Ahora Madrid. La ejecutiva federal tendrá ahora que tomar una decisión con respecto a Valiente.

Candidaturas descompensadas, inexperiencia y desconocimiento por parte del electorado y dos mujeres fuertes dentro del partido y con un elevado nivel de repercusión mediática. Este es el panorama madrileño de cara a los próximos comicios autonómicos y municipales.