No hace falta maullar, mueve tus patas

 

Que nuestras mascotas imitan los comportamientos humanos es algo que nadie duda, y que los gatos son inteligentes y astutos tampoco. Tanto, que son capaces de aprender el lenguaje de signos para hacerse entender y pedirnos comida sin necesidad de maullar..

Así lo muestra el gato del vídeo que es capaz de comunicarse con su dueño y conseguir entenderse sin emitir un solo maullido. En la red no se ponen de acuerdo si el gato es el sordomudo o por el contrario quien sufre la minusvalía es el humano. El caso es que ambos se entienden a las mil maravillas.