Asesinato y suicido en El Cuervo

EP/ Redacción Irispress. Los primeros datos de la investigación sobre el crimen descubierto en la mañana del miércoles en la localidad sevillana de El Cuervo apuntan a que la mujer habría matado a su pareja, ambos de unos 60 años de edad, y posteriormente se habría suicidado.

Las mismas fuentes han indicado que la mujer, que al parecer padecía problemas psicológicos, habría acabado con la vida de su pareja con un arma blanca y también habría matado al perro, tras lo que se habría quitado la vida, aunque todos estos datos están pendientes de confirmar en base a la autopsia que se le practique a los cadáveres.

La investigación corre a cargo del equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla y está dirigida por la juez de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Lebrija, que ha decretado el secreto de sumario sobre las actuaciones, han indicado las fuentes consultadas.

Pasadas las  8,00 horas de la mañana se recibió un aviso en la  central operativa de la Guardia Civil de que una pareja de unos 60 años de edad había sido hallada fallecida, con heridas de arma blanca, en el interior de una vivienda de El Cuervo cercana a la plaza del Gamo.

Tanto el hombre como la mujer vivían juntos después de enviudar los dos hace ya años y tenían dos hijos cada uno de sus parejas anteriores, según han informado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento, que ha decretado tres días de luto oficial.

 

La presunta homicida de El Cuervo estaba en tratamiento por depresión

En declaraciones a los periodistas, varios vecinos han destacado que eran «buenas personas», si bien añaden que la mujer se encontraba en tratamiento por depresión y estaba «muy estropeada». Además, han dicho que ella era «una mujer muy activa». «Eran una familia estupenda, de las mejores que había en el pueblo», han asegurado, por lo que han lamentado lo sucedido.

Los vecinos no han querido profundizar en los hechos porque «da hasta miedo y pánico» contarlo. Eso sí, han insistido en que «eran dos personas muy buenas».