El Gobierno niega retrasos en los pagos para cuadrar cuentas

EP/IRISPRESS El Gobierno niega que el pasado mes de octubre se diera orden de retrasar el pago de ciertas obras y paralizar la emisión de certificaciones en aras a cuadrar las cuentas de 2014, algo que el diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) por Asturias, Gaspar Llamazares, le acusa de haber hecho.

El responsable de Izquierda Abierta asegura en una pregunta parlamentaria que el Gobierno, a través del Ministerio de Fomento, y este a su vez a través de Adif, dio orden el pasado mes de octubre de no abonar ciertas obras correspondientes a noviembre y diciembre, y pidió a las empresas adjudicatarias que no emitieran las certificaciones de lo realizado en esos dos meses.

“Sea por falta de fondos o para que no se contabilicen las facturas como deuda, lo cierto es que el año contable se cerró a 30 de octubre”, afirmaba Llamazares, señalando que en esta tesitura las empresas podían optar por continuar con la planificación prevista asumiendo el coste hasta que se reactivara el pago por parte del Ejecutivo.

EL GOBIERNO PAGÓ LAS OBRAS CON NORMALIDAD

En su respuesta por escrito, el Gobierno niega las acusaciones de Llamazares y asegura que “no constan las instrucciones indicadas ni se ha recibido instrucción alguna para retrasar el pago de obras y servicios comprometidos”.

“Además, en noviembre de 2014 se han ejecutado obras de acuerdo con la planificación prevista“, aseguran a renglón seguido el Ministerio de Fomento y el Gobierno, sin indicar sin embargo más detalles sobre las obras ferroviarias realizadas.