Más de 100 millones en ayudas por los daños del temporal

 

EP/Redacción Iris. El Gobierno destinará más de  100 millones de euros para paliar los efectos del temporal, precipitaciones y, sobre todo por las inundaciones desde finales del mes de enero hasta la fecha ha padecido nuestro país.

De estos 100 millones, el 70 % será gestionado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el 30% de las ayudas por el Ministerio de Fomento y otros cinco millones adicionales al Ministerio del Interior.

El ministro del Interior, Jorge Fernández ha dicho que han permanecido ajenos al temporal pocos territorios de la península y ha destacado los efectos derivados de las inundaciones que han afectado en los últimos días, especialmente, a Zaragoza.

 

El temporal afectó fundamentalmente al caudal del Ebro

En concreto, ha apuntado que la crecida del río Ebro, según las primeras aproximaciones, ha anegado en torno a 20.000 hectáreas y ha provocado el desalojo de cerca de 2.000 personas. De hecho, ha dicho que los efectos de las inundaciones “persisten” y que por ello, el Gobierno “ha decidido no demorar” las medidas para reparar los efectos y ayudar a los afectados.

Además, ha dicho que el Real Decreto Ley es “abierto” y que además de cubrir los daños por los temporales desde finales de enero incluirá otros daños que se puedan producir hasta “el límite temporal” del 31 de mayo de 2015. “Se pretende dar una respuesta adecuada” con las ayudas de emergencia para reparar los daños personales y materiales, los daños, enseres e infraestructuras, ha indicado.

El ministro ha precisado que las limpiezas y obras de reparación de infraestructuras en el Ebro tendrán un montante de unos 45 millones de euros y ha recordado que entre 2013 y 2014 se han destinado 70 millones de euros a la limpieza de cauces.

El ministro ha dicho que en este contexto se va a crear una Comisión Interministerial para la aplicación y el seguimiento de las medidas incluidas en el Real Decreto Ley en la que participarán los Ministerios afectados y los delegados del Gobierno en los territorios afectados.