Suspensión temporal al Juez Vidal por participar en la ‘Constitución catalana’

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado, imponer una sanción de tres años de suspensión (la máxima posible) al magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona, Santiago Vidal, por una falta disciplinaria muy grave, en concreto  por vulnerar el deber básico de fidelidad a la Constitución y al ordenamiento jurídico al participar en la elaboración de una Carta Magna catalana. La decisión se ha tomado tras más de ocho horas de discusión y conlleva la pérdida de destino.

La decisión supone una escisión en el órgano de gobierno de los jueces, porque ha sido adoptada por doce votos frente a nueve, los de la mayoría conservadora y el presidente Carlos Lesmes frente a la oposición de los vocales del conocido como “bloque progresista”, que han anunciado voto particular, y a los que se ha sumado el vocal Enrique Lucas,  designado a propuesta del PNV.

A pesar de que se estaba dando casi por hecho que una mayoría respaldaría la propuesta de expulsión defendidas por la fiscalía y por el promotor de la Acción Disciplinaria, Antonio Jesús Fonseca-Herrero,  la falta de un consenso amplio que respaldara esta medida tan contundente ha derivado en la imposición de un castigo disciplinario algo menor de lo esperado.

Antes de  que se votaran los los tres años de la sanción, Rafael Fernández Valverde, el ponente de la propuesta que se discutía en el Pleno del Consejo  había sugerido cambiar la sanción de expulsión de la Carrera por la de suspensión por dos años del magistrado.

Por su parte, el juez en cuestión, Santiago Vidal, ve su suspensión de tres años por participar en el borrador de una Constitución catalana como una decisión adoptada por motivos “estrictamente ideológicos y políticos en vez de criterios estrictamente jurídicos” y ha anunciado que la recurrirá al Tribunal Supremo (TS). La Generalitat ha calificado la decisión como “una aberración“.