16 momentos de gloria para tu día

No lo vamos a negar, hay cosas que dan mucho ‘gustirrinín’, que las haces y te sacan una sonrisa, momentos de gloria personal, única, que no se comparten con nadie.

Encestar en la papelera la bola de papel de plata que has hecho después de comerte una mandarina, explotar como un poseso las burbujas del plástico de burbujas (mola más que el Candy Crush), abrir una lata o que se te descargue eso que necesitas descargar para ya mismo a la velocidad del rayo.

Son pequeñas victorias que nos apuntamos en nuestra lista de satisfacciones. Esas pequeñas cosas que hacen un día mejor, que relajan, que te hacen desconectar por  momentos de todas aquellas pequeñas cosas que pueden arruinártelo, como que se te caiga el café a 250º, mancharte desayunando en el bar y tener que estar todo el día en el trabajo con un ‘lamparón’ (seguro que tienes una reunión, ¿A que sí?), o ese coche que pasa a toda velocidad por delante de la parada del autobús en la que tú esperas (y además, vas tarde) , pisando, por supuesto, un charco.

En contraposición te mostramos esos momentos tan estupendos de los que hablábamos antes, son nada menos que 16, pero puedes añadir a tu lista todo lo que quieras, a mí, por ejemplo, me encanta abrir las pomadas con el ‘pitorrillo’ del tapón, ya sabes a qué me refiero. ¿Qué te alegra el día a ti?