El juez Castro se jubilará sin terminar de instruir el caso Palma Arena

No le permiten que continue como emérito y el juez José Castro se jubilará en diciembre sin poder terminar la instrucción del caso Palma Arena, una de cuyas separatas acabó sentando en el banquillo de los acusados a Iñaki Urdangarín y Crisitina de Borbón.

La sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha considerado que la solicitud del juez Castro de seguir la instrucción como juez emérito”no se adecúa” a lo previsto por la Ley Orgánica del Poder Judicial.

El acuerdo ha sido adoptado por unanimidad por los jueces de la sala de Gobierno del Tribunal balear y será trasladado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), quien en última instancia es el encargado de tomar la decisión sobre la situación de futuro del juez Castro.

Aunque el informe emitido no es vinculante para la decisión que adopte finalmente por el máximo órgano de los jueces, para la elección de magistrados eméritos debe haber un informe obligatorio del tribunal superior de justicia correspondiente.

Los jueces baleares aseguran que la continuidad de Castro no está contemplado en la Ley

Según un comunicado del TSJIB, la prolongación más allá de la jubilación de las funciones jurisdiccionales del titular del juzgado de instrucción número 3 “posibilitaría la continuidad de las investigaciones a cargo de quien ya ha venido conociendo de ellas desde su incoación”, pero no está contemplada en la Ley.

La Ley Orgánica del Poder Judicial y el reglamento de la carrera judicial, según relata contemplan la prolongación de funciones judiciales como magistrado emérito exclusivamente para “formar sala” como magistrado suplente en el Tribunal Supremo, los tribunales superiores de Justicia, la Audiencia Nacional y las audiencias provinciales, señala el órgano de gobierno de los jueces de Baleares.