Novedades en el «Caso Romanones»

Según el Juzgado de instrucción número 4 de Granada los supuestos delitos de abusos sexuales a menores cometidos por el clan de ‘Los Romanones‘ han prescrito y ha dejado imputado únicamente al líder del clan, el Padre Román.

En concreto, se han declarado prescritos los delitos sin penetración, exhibicionismo y encubrimiento que eran atribuidos a nueve sacerdotes y dos seglares. Dichos delitos no han sido prescritos por «mero capricho» en palabras del magistrado a cargo del caso, si no que «por imperativo aplicativo de la Ley Penal procede declarar prescritos».

Para estos delitos corresponderían penas que con sus agravantes no superarían los tres años de prisión por cada tipo y desde que se produce la mayoría de edad del  denunciante en enero de 2008 hasta que se abre el procedimiento en noviembre de 2014 «han transcurrido en exceso los tres años previstos en la ley como plazos de prescripción para dichos delitos».

Antonio Moreno, titular del juzgado, ha acordado mantener la imputación del Padre Román por los hechos denunciados por la primera de las víctimas (quien denunció la situación también ante el Papa Francisco) ya que estos podrían ser constitutivos de delito de abuso sexual continuado con prevalimiento, que se castiga con una pena de prisión de entre cuatro y  diez años, según consta en el auto de fecha 14 de febrero.