16 años de cárcel para capitán del Costa Concordia

«Aquella noche también morí yo» declaraba el capitán del Costa Concordia

Francesco Schettino, 54 años de edad, revive su pasado con una condena de 16 años por el naufragio del crucero Costa Concordia. Siete horas de deliberación en la que los jueces del tribunal Grosseto declararon culpable al antiguo capitán que no acudió al juicio excusado por fiebre.

La noche en que ocurrió la catástrofe, Schettino fue muy cauteloso para no dejar ver lo que había ocurrido. A bordo del barco llevaba unas 4.200 personas, debería pasar frente a Gilgio, casualmente donde residía uno de los tripulantes. Patrizia, la hermana de este ya anunciaba por la noche en Facebook «dentro de poco pasará cerca cerca la Concordia». El capitán dejando atrás todo tipo de reglamento, decidió acercar a su compañero haciendo una maniobra para impresionar a una joven moldava con la que acaba de cenar.

Una vez ocurrió el accidente chocando el buque con una roca, el capitán decidió huir del buque para quedar a salvo. Sechettino se cubría bajo el manto de pasar a ser una víctima más, convirtiéndose en una «picadora carne» de los medios, que han distorsionado su imagen «sin ningún respeto por la verdad».

Condenado a 16 años de cárcel

La justicia italiana por lo tanto, ha declarado culpable al responsable del crucero que terminó con la vida de 32 personas, en el naufragio cerca de las islas de Giglio el 13 de enero de 2012. Único acusado, tras el millón de euros pagado por la empresa propietaria del crucero y el acuerdo de la fiscalía con otros oficiales del barco.

Diez años por homicidio imprudente, cinco por naufragio y uno por abandono de menores o personas incapaces. Además, nunca podrá trabajar en un cargo público, y su puesto de trabajo quedará inhabilitado durante cinco años como capitán.

 

 

 

Category: Noticias