Para coches de policía, los de Dubai

Siempre ha habido ricos y pobres y eso se nota hasta en los coches de la policía. Y si no que le lo digan a los ‘sufridos’ agentes del emirato que se ven obligados a patrullar en Bugattis, Mercedes o Ferraris.

Tuneados al más estilo futurista, está claro que no es lo mismo perseguir a un delincuente con un Bugatti Veyron, Bentley Continental, Mercedes-Benz SLS AMG, Ferrari FF, Brabus G-Wagen, BMW M6, Nissan GT-R, Audi R8,McLaren MP4-12C y su última contratación: un Lexus RC F  que con ‘un miserable’ Citröen.

Es a lo que se arriesgan si optan a una plaza de policía en el emirato; al ‘tormento’ de perseguir sin límites de velocidad a los delincuentes a bordo de estos autos dignos de la mejor serie policial de Hollywood.

Pero caro, un país donde se desplazan al supermercado con un coche, donde sus prohombres viven en islas artificiales con playa privada, una mascota normalita es un leopardo o puede realizar la ‘extravaganza’ de sacar un lingote de oro de los cajeros no podría conformarse con menos que dotar a su policía con los mejores autos del mercado.

Un parque móvil, el dubaití, que seguro provoca más de una sana envidia entre el resto de la policía del mundo y que no resiste comparación alguna de si lo comparamos con cualquiera de los vehículos que utilizan los agentes allende la frontera.

Desde luego, si tiene la ‘fortuna’ de que un policía dubaití le da el alto; aproveche la ocasión y pídale que le ‘eche’ un autógrafo en la denuncia y hágase un selfie junto a él y su flamante auto… porque si no enseña la instantánea, seguro que más de uno no acabe de creerse la historia.