Enfermería: ocho cosas que no se cuentan y debes saber

 

En España faltan 136.000 enfermer@s para llegar a la ratio europea, pero aún así 5.000 profesionales de enfermería han emigrado a otros países en búsqueda de trabajo en los últimos cinco años.

Los recortes en Sanidad han elevado la tasa de paro entre l@s enfermer@s del 2% al 8%. Según los últimos datos que maneja el Consejo General de Enfermería, en diciembre de 2014 había un total de 7.697 profesionales en paro  y 20.731 registrados como demandantes de empleo.

La mayoría de los diplomados en enfermería que emigran lo hacen rumbo a Reino Unido, Alemania o Francia. La migración de enfermeros  comenzó en la década de 1990 y  se ha ido estabilizando en torno a 600 el número de profesionales que se ven obligados a hacer la maleta cada año, aunque la cifra ha dado un salto cualitativo en los tres últimos ejercicios (1.134 en 2012, 1.008 en 2013, y 1.108 en 2014).

 

¿Por qué son importantes l@s enfermer@s en los servicios públicos de Salud?

 

Según el libro Nursing in Today’s World, “la enfermería se ocupa de atender a la persona en diversas situaciones relativas a su salud. De modo que vinculamos la medicina con la curación del paciente, y la enfermería con los cuidados que recibe”. “Cuidados que a veces curan, a menudo alivian y siempre consuelan”.

El médico cura, pero l@s enfermer@s cuidan del paciente”; subraya Carmen Gilmartín, enfermera con doce años de experiencia en una encuesta realizada a 1.200 profesionales de todo el mundo que se ha utilizado como base para su edición. Un sondeo donde el 98% de los encuestados subrayaron que la principal labor es “dispensar cuidados de calidad”.

“El personal de enfermería está en contacto directo con el enfermo, la familia y la comunidad y está capacitado para actuar incluso antes de que surja el problema, con el propósito de mejorar las perspectivas de salud de la población y garantizar cuidados con la máxima seguridad”, se recuerda año tras año en el Día Internacional de la Enfermería.

Su trabajo va desde la prevención de la salud hasta la ayuda al bien morir, pasando por el día a día de los enfermos crónicos o aquellos que ocasionalmente ingresan en un hospital. Sobre este equipo de profesionales recae la formación y educación de los pacientes en programas tan importantes como la diabetes, la obesidad, la rehabilitación cardíaca, el asma, los  trastornos alimentarios o los cuidados paliativos.

El Grado de Enfermería y los Máster de especialización

 

A pesar de la amplitud de tareas que desarrolla l@s enfermer@s, tanto en hospitales como en centros especializados o en los centros de Atención Primaria, desde la publicación del Real Decreto de especialidades de enfermería , solo se desarrollaron las especialidades de enfermería obstétrica (matrona), por mandato europeo, y de Salud mental, aunque en este campo están por definir los puestos de trabajo y las funciones.

Es decir, se acabó con la especialización a pesar del amplio espectro de temas que abarca su trabajo. Desde el colectivo de enfermeras se viene reclamando dicha especialización desde que se suprimió en 1987, en lugar de ser ” profesionales que sirvan para todo”. Denuncian, además, que esta falta de especialización es un argumento que se ha utilizado desde la Administración para recortar su salario.

Desde la implantación de Bolonia, el grado de Enfermería es generalista y solo se puede obtener una especialización en el Grado en Enfermería a través del E.I.R o un Máster. Los créditos del Máster oscilan entre 60 y 120, y el Trabajo Final de Máster también es de carácter obligatorio. Para acceder al título de Doctor hay que acreditar un mínimo de 300 ECTS, entre los estudios de Grado y Máster. Durante el Doctorado hay períodos de formación e investigación, que finalizan con la presentación y defensa de la Tesis Doctoral delante de un tribunal.

Pero en la práctica diaria l@s enfermer@s  realizan un trabajo especializado, ya que es impensable que cualquier enfermero de formación general conozca al detalle cada uno de los aparatos o protocolos de actuación de todas las especialidades del ámbito sanitario. Es como si a un médico de familia se le exigiera ser experto en traumatología, cardiología, urología y así hasta abarcar todas las especialidades médicas.

Los enfermeros en los hospitales

 

Sobre l@s enfermer@s recae el grueso del trabajo en los hospitales, en torno al 70% del trabajo. En la UE del total del profesionales sanitarios europeos un 29,03% son médicos y un 70,97% enfermer@s. Unas ratios que son considerados como de alta calidad por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero en el conjunto del SNS en España, en 2009 la ratio de profesionales por cama se situaba en 70,16 y la de enfermería DUE en 115,57, por cada 100 camas de hospital. Es decir, que del total de profesionales sanitarios que trabajan en España el 45,58% son médicos y el 54,42% corresponde a enfermeras.

Esto supone que el número de profesionales ‘a pie de cama’ para administrar tratamientos, informar, y observar cualquier cambio que se produzca en el estado de los pacientes hospitalizados esta muy por debajo de los niveles de calidad deseados. Esto provoca sobrecarga y no olvidemos que la fatiga y el stress pueden conducir al error humano.

Organigrama hospital

Organigrama hospital

 

El personal de Enfermería realiza su labor en todas las unidades del complejo hospitalario. En Urgencias se encargan del triaje de los pacientes, de esta forma diferencian aquellas personas que precisan atención inmediata,urgente o demorable, indispensable para el buen funcionamiento de este servicio clave. Además desarrollan una importante labor en Planta. Literalmente, son quienes consiguen que el hospital “funcione”.

 

organigrama hospital

Organigrama hospital

Un artículo publicado en  The Lancet refleja que los pacientes tienen más riesgos de fallecer después de pasar por procesos quirúrgicos comunes si están ingresados en hospitales donde las enfermeras asumen una gran carga de trabajo. El estudio destaca que por cada paciente extra que se añade a la carga de trabajo de un enfermero o enfermera las posibilidades de que un paciente muera en el mes posterior a la cirugía se incrementan un 7 por ciento.

 

Asignatura pendiente es el capítulo en investigación, aunque poco a poco el personal de enfermería se va introduciendo en el capítulo de la investigación clínica y paulatinamente se van publicando artículos científicos acerca , entre otros, de la prevención y tratamiento de úlceras por presión, técnicas de vendajes o estudios sobre niveles de dependencia.

 

L@s enfermer@s en Atención Primaria

 

Representan una pieza clave en la Atención Primaria, la llamada puerta de entrada del sistema sanitario. Además de realizar controles periódicos a los enfermos con patología crónica o liderar la atención al niño sano en su crecimiento y desarrollo, son quienes acercan el sistema sanitario a quienes sus condiciones físicas o sociales les impiden el acceso a los centros sanitarios.

Esta tarea se realiza a través de la visita domiciliaria a aquellas personas que bien por su patología o por la infraestructura de su vivienda no pueden salir de sus hogares. En una sociedad cada vez mas envejecida y con serios problemas de dependencia, estos profesionales detectan y tratan a estos pacientes de una forma integral en su propio domicilio contribuyendo al sostenimiento del sistema sanitario y evitando o minimizando las estancias hospitalarias.

Y aunque el antecedente de la actual profesión enfermera en España se denominase” Ayudante Técnico Sanitario” no son las “ayudant@s de los médicos” en cuestiones administrativas (recetas) ni sus recaderos.

 

Las matronas

 

Las Matronas representan el músculo de las servicios de Maternidad de los hospitales. Son las protagonistas de la “Clínica Antenatal, del seguimiento en Atención Primaria, Ecografías, Unidad de Partos de Matronas, Unidad de Partos Medicalizados, Unidad de Puerperio…” según el dr.R. Fernández Quijada.

“La profesión de matrona surge como respuesta a una petición de ayuda de una mujer a otra” cuando se produce el embarazo y el parto. En la actualidad, además, de este papel, “hijos y madres sanos… asumimos nuestro rol de educadoras”, dice Mª Ángeles Rodríguez Rozalén, quien fuera Presidenta de la Asociación Nacional de Matronas.

La OMS, reconoce a la matrona como la profesional que brinda el “soporte, cuidado y asesoramiento” necesarios durante embarazo y parto. También le otorga la educación prenatal y la preparación para ser padres y puede extenderse a la salud de la mujer, la salud sexual o reproductiva, y el cuidado de los niños.

Aún así, el número de matronas, según Fernández Quijada, es insuficiente. Habría que multiplicar por siete el número de matronas que hay en cada maternidad española para que encontráramos elementos de comparación entre los sistemas británico y español.

 

En caso de enfermedades infecciosas, son los más expuestos al contagio

 

Como se ha puesto de manifiesto en la crisis del ébola, l@s enfermer@ son los más expuestos al contagio en el caso de las enfermedades infecciosas. El mayor número de intervenciones sobre el enfermo en forma de administración de tratamientos, su contacto con sangre y fluidos les convierte en el personal de más riesgo.

Según denunciaron los propios trabajadores del Hospital La Paz, durante los ingresos de los misioneros infectados en África y que murieron a consecuencia del virus e infectaron a la técnico de enfermería Teresa Romero:

” Como ejemplos de la falta de formación que los profesionales, se pueden tomar los siguientes casos extraídos de los testimonios referenciados:

• Incorporación directa de un enfermero el primer día a la vuelta de sus vacaciones, en el turno de noche, sin ningún tipo de formación previa.

• Seis enfermeros designados para prestar asistencia:

– sólo cuatro de ellos reciben formación de 30 minutos

– tan sólo dos practican en la puesta y retirada del traje, en una ocasión, de protección antes de entrar a atender a los pacientes infectados de Ébola.

• Realización de una radiografía portátil en la sala de aislamiento:

– Técnico especialista en radiología que no ha recibido ninguna capacitación previa.”

A pesar de eso, su salario medio no supera los 1.300 euros al mes, y no perciben ningún plus de peligrosidad.

 

Una profesión tradicionalmente femenina en manos de hombres y subordinada a los médicos

 

Del total de enfermeras y enfermeros colegiados en España, aproximadamente un 83% son mujeres, un número que haría pensar que en los puestos directivos o de libre designación la mayoría de los mandos corresponderían al género femenino.

Pero sorprende conocer, por ejemplo, que en la Comunidad de Madrid el número de centros de Salud dirigido por un enfermer@ es practicamente inexistente, o como, la presidencia del colegio de enfermería de Madrid, Sevilla, Córdoba… o del Consejo Andaluz de Enfermería o el propio Consejo General de Enfermería están dirigidos por varones.

Incluso, según destaca el trabajo académico “Discriminación de Género en la Profesión de Enfermería” realizado por  Jesús Gallego García, la presencia de varones de manera mayorítaria se hace evidente entre los dirigentes del sindicato de enfermería

Dirigentes SATSE

Dirigentes SATSE

Muy codiciada en el extranjero, a nuestra enfermería se le presuponen ciertos atributos de carácter (cariñosos, amables, simpáticos, comprensivos…) pero, aunque sean  empáticos y por supuesto, humanistas, algunos extrovertidos, otros reservados, risueños, serios, ante todo son y deben ser profesionales.