Giro en el caso de la hija de Whitney Houston, la policía investiga a su novio

 

Giro inesperado en el caso de Bobbi Kristine Brown, la única heredera de Whitney Houston. La policía investiga al novio y ‘hermanastro’ de la única hija de la cantante, que permanece en un coma irreversible desde que fuera encontrada en su domicilio inconsciente en la bañera hace una semana.

Una marcas sospechosas en la cabeza de la joven que pudieron provocarle heridas irreparables y la aparición de droga en el domicilio abrieron una investigación policial que señala a Nick Gordon como sospechoso. El canal de celebrities TMZ indica que la relación entre “Kristine y Nick Gordon estaba marcada por los celos  y no exenta de episodios violentos”, citando a fuentes del entorno de la pareja.

Las horas previas a encontrar el cuerpo inconsciente de Kristine Brown llena de interrogantes

La policía investiga si una hora antes de que Max Lomas, un amigo de la pareja, notificara  el suceso se produjo un altercado entre la pareja. Lo poco que se va filtrando de la investigación está llena de interrogantes.

Según TMZ, Lomas asegura que llegó al domicilio de la pareja a las 9 de la mañana y que Nick le comentó que Bobbi Kistrine estaba en el dormitorio y se marchó de la casa dejando a Max en el interior.

Una hora más tarde, un empleado de una compañía de telefonía por cable llego a la casa y expresó su necesidad de entrar en el domicilio. Fue entonces cuando se descubrió el cuerpo insconciente de Kristine en la bañera y se llamó a los servicios de Urgencias y la Policía.

En la investigación ocular los agentes comprobaron que la casa ‘estaba sospechosamente limpia’. Ambos jóvenes han sido interrogados por la policía, pero nada ha trascendido de sus pesquisas. TMZ afirman que Max Lomas a través de su abogado ha pedido garantías e inmunidad antes de volver a ser interrogado. Una petición que no le ha sido concedida.

Entre tanto, Kristine Brown que se encuentra en coma inducido en un hospital de Atlanta (EEUU) desde hace una semana. Los médicos que la atienden señalan que ha entrado en un estadio de muerte cerebral y no albergan ninguna esperanza de que Kristine se recupere.